El espectro del daño moral y personal crece hasta un linchamiento masivo en redes sociales

El espectro del daño moral y personal crece hasta un linchamiento masivo en redes sociales

Un simple comentario fuera de tono, lugar o espacio, sin mayor trascendencia aparente, o un escándalo real que impacte a la gente, pueden ser magnificados hasta el odio, la vergüenza y el escarnio a través de las redes sociales

Por Rafael Ugalde | 31 marzo 2015 | Actualidad, Social Media, Videos

Cualquier desliz en la palabra o imagen, expuestas sin intención de trascendencia, pueden despertar el morbo, la sátira, el bullying, la venganza etc., que se magnifican sin límites de tiempo y espacio en una progresión exponencial que abruma, angustia, avergüenza y aniquila en lo social, personal, familiar y profesional a quien se expone deliberadamente o no a las redes sociales de Internet, luminoso invento que puede ser usado también para envilecer.

Pareciera ser que un gran número de internautas disfruta del desprestigio a niveles de linchamiento, en un frenesí contagioso y destructivo de la masa tuitera.

Esta pulsión viral ocurre en todo el mundo, ya sea hacia políticos, figuras religiosas, artistas, empresarios y en general personajes expuestos al público, pero también a personas comunes y normales que, de pronto se convierten en trending topic en calidad de blanco de caza.

Desde luego, lo contrario también ocurre cuando de la noche a la mañana, aparecen artistas, cantantes etc., con dotes geniales y con millones de seguidores; o bien en convocatorias populares que denuncian y buscan reivindicaciones sociales, económicas políticas, etc.

Pareciera ser que los daños y beneficios de las redes sociales son tan valiosos y enfermizos como la naturaleza humana.

A continuación reproducimos el caso dramático de Monica Lewinski:

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *