El Internet Industrial de las Cosas (IIoT)

El Internet Industrial de las Cosas (IIoT)

IIoT es un ecosistema que utiliza al IoT para resolver desafíos relacionados con la industria, conectando máquinas, personas y objetos

Por Angélica Figueroa | 29 noviembre 2016 | Actualidad, Tecnología

MONTERREY.- En el marco del Festival INCmty, Marco López, Director del Laboratorio Nacional de Informática Avanzada LANIA, sustentó la conferencia ‘Elementos funcionales del IoT e IIoT, con un enfoque aplicado’.

El investigador compartió con los asistentes las oportunidades, retos e implicaciones que las economías globales y en especial el mercado industrial van a experimentar con la evolución del Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés) hacia el Internet Industrial de las Cosas, dos conceptos que cada vez más toman relevancia en el ecosistema de tecnología.

De acuerdo al Informe de tendencias realizado por DHL y Cisco, se estima que para el 2020 habrá 50 mil millones de dispositivos conectados a Internet.

IoT ha dado lugar a la creación de objetos ‘inteligentes’ para el hogar, colaboración empresarial y dispositivos para consumir multimedios, que permitan la descarga y subida de imágenes y video, así como cosas cotidianas que se conectan para enviar y recibir datos, conectando el mundo físico con el mundo digital.

Actualmente, somos consumidores de datos, descargamos video, software, audio, etc., sin embargo, la adopción del IoT cambia al ser los objetos productores de datos que envían a la nube para comunicarse con personas, objetos y máquinas.

 

IoT vs IIoT

Se dice que el IoT es principalmente la interacción de personas y objetos, por ejemplo: el sistema de aire acondicionado o de climatización de un edificio puede alertar a los inquilinos cuando la temperatura en la casa se encuentre por debajo de 20 grados centígrados, es decir, objetos informando si ocurren ciertos eventos o situaciones a las personas encargadas, quienes a su vez pueden monitorearlas desde cualquier parte del mundo a través de sus smartphones, tablets, etc.

Al IoT se conectan servicios de seguridad, protección civil, bomberos, policía, etc, en tiempo real, a través de objetos y dispositivos con sensores que permiten la interacción con todos los objetos, personas y cosas conectados a internet, mediante el uso de direcciones IP de manera heterogénea, sin importar el tipo de conexión utilizada (WiFi, bluetooth, etc.).

El Internet Industrial de las Cosas (IIoT, por sus siglas en internet), es un universo mayor al de IoT, ya que va a existir dentro de ambientes automatizados que están produciendo objetos conectados. IIoT busca medir el desempeño de la maquinaria dentro de la industria, la productividad de las personas, y será capaz de tomar decisiones para dar instrucciones a las máquinas.

IIoT es un ecosistema que utiliza al IoT para resolver desafíos relacionados con la industria, conectando máquinas, personas y objetos. Además, recopila los datos generados para transformarlos, a partir de la analítica, en información que permita la reducción de costos, la mejora de la productividad y el incremento de los ingresos.

El Internet Industrial de las Cosas se ha anunciado principalmente como una forma de mejorar eficiencia operacional.

En el mundo del IoT los objetos y las personas conviven y colaboran de manera cotidiana y sin requerir una red para actividades criticas, mientras que para el IIoT, la seguridad, la integridad de los datos y los tiempos de respuesta son absolutamente críticos.

En términos generales, el espacio de aplicación del IoT se orienta a ecosistemas de salud, transporte, movilidad, seguridad, mientras que el IIoT, incorpora la administración, generación y entrega de la energía.

Ed Schuster , investigador del MIT, considera que IIoT tiene tres componentes fundamentales: generación, intercambio y almacenamiento.

IoT e IIoT prometen ser el paraíso de los innovadores, ya que no habrá objeto que no se busque conectar a internet.

En un futuro próximo, los productos inteligentes podrán:

  • Iniciar tareas y comunicarse con otros equipos.
  • Adaptar sus interfaces de usuario, recomendaciones para satisfacer las preferencias del cliente.
  • Aprender a reducir los costos de operación.
  • Optimizar su rendimiento y productividad.
  • Evitar accidentes y fallas durante el funcionamiento.
  • Tomar medidas en condiciones inciertas o adversas.

 

El Internet Industrial de las Cosas también incorpora el aprendizaje de máquina y la tecnología de datos, aprovechando la información de sensores, comunicación de la máquina-a-máquina (M2M) y las tecnologías de la automatización que han existido en ajustes industriales por años.

La filosofía de conducción detrás del IIOT es que las máquinas inteligentes son mejores que los seres humanos en la captura y comunicación de datos con precisión y coherencia. Estos datos pueden permitir a las empresas captar las ineficiencias y los problemas antes, ahorrando tiempo y dinero, y apoyando los esfuerzos de inteligencia de negocios.

En la fabricación específicamente, IIOT tiene un gran potencial para el control de calidad, las prácticas sostenibles y verdes, la trazabilidad de la cadena de suministro y la eficiencia general de la cadena de suministro.

Internet Industrial de las Cosas es una tendencia importante con implicaciones significativas para la economía global.

Accenture Strategy estima que el IIoT podría impulsar el producto interno bruto (PIB) de 20 de las economías más grandes del mundo en 14 mil millones de dólares adicionales para el 2030.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *