Inicio Tecnología El mercado argentino de telecomunicaciones creció 25% en 2007

El mercado argentino de telecomunicaciones creció 25% en 2007

6

Alcanzó un volumen de negocios de $7,600 millones de dólares, impulsado por los celulares

El mercado argentino de las telecomunicaciones creció 25% el año pasado y alcanzó un volumen de 24,000 millones de pesos (alrededor de 7,600 millones de dólares), impulsado por rubros que caen fuera del control del Gobierno, como los teléfonos celulares, negocio en el que este año se librará una guerra de paquetes familiares entre las empresas que prestan el servicio.

Según el Informe del Mercado Argentino de Informática y Telecomunicaciones 2007, que está finalizando la consultora Prince & Cooke, la telefonía móvil e Internet fueron los principales motores del crecimiento del sector y se convirtieron en los negocios más competitivos de los últimos tres años.

La influencia de los celulares es mayor, ya que este negocio representa el 45% del mercado total de telecomunicaciones, tras crecer 42% en 2007. Con tasas de penetración superiores al 75 por ciento, “este año la venta de celulares se desacelerará”, pero el negocio crecerá con más servicios y paquetes para sacar clientes a la competencia.

Guerra de paquetes

“Las empresas van a reemplazar la guerra de precios por una de paquetes, para ganar como clientes a las familias enteras que hoy tienen varios planes, además de las empresas. Los operadores saben que si la mayoría ya tiene un teléfono el negocio está en sacarse clientes unos a otros”, afirmó Pablo Tedesco, analista de Prince & Cooke, tras anticipar que crecerán también los nuevos servicios de valor agregado.

Los primeros en encarar esta estrategia fueron Personal y CTI, que en las últimas semanas lanzaron los paquetes familiares Tu Familia Personal y Plan Familia Cero, que permiten elegir dos o tres números para poder hablar y mandar mensajes SMS gratis entre ellos.

Así se lanzaron a la caza de un mercado hogareño y corporativo, porque los datos de la consultora revelan que actualmente el 12% de las familias ya tiene un plan de celulares para empresas para aprovechar beneficios como las llamadas gratuitas.

El negocio de Internet está lejos de la magnitud del de telefonía celular, pero las perspectivas son alentadoras. Los accesos a la Red crecieron 40% en 2007, y este año “la tasa de crecimiento se mantendrá, impulsada por la llegada de proveedores con ofertas agresivas a las principales ciudades del interior y a la compra de computadoras”.

De acuerdo con Tedesco, hoy existen 2,6 millones de accesos de banda ancha y se sumarán otros 800.000 antes de fin de año. En este rubro, el liderazgo permanecerá en manos de los proveedores tradicionales.

El acceso inalámbrico, por redes de tercera generación (3G), no se desarrollará hasta 2009.

“Hoy es posible conectarse en cualquier lugar y la penetración del cable y el ADSL es fuerte. No hay una verdadera necesidad de tener una placa de 3G. El uso está limitado a determinadas categorías del mercado corporativo”, detalló el analista.

El informe de Prince & Cooke muestra que el tercer rubro con mayor crecimiento es infraestructura, que concentra la inversión en redes y antenas. Este último creció 21%, impulsado por los desembolsos en los negocios líderes.

“Las inversiones siguen a los celulares e Internet para poder sostener el crecimiento de ambos servicios. Las empresas colocan redes y recursos para fortalecerlos”, destacó Tedesco.

Para el analista, en este contexto las empresas reconocen que el camino hacia una mayor rentabilidad está en el triple play, la transmisión de telefonía, Internet y televisión por la misma red.

“Hoy no se puede hacer por temas regulatorios, pero es algo que va a llegar, porque es la alternativa de los proveedores para maximizar sus ingresos”, destacó.

La postura de Tedesco se alinea con los permanentes reclamos de las telefónicas y de proveedores como iPlan, que desde hace meses solicitan la autorización para proveer contenidos de televisión.

Más allá de este reclamo, “los resultados del sector muestran que en aquellos negocios en donde hay libertad y competencia, fuera del control oficial, hay más crecimiento”.

Los perdedores

Como en todos los mercados, en el de las telecomunicaciones hay ganadores y perdedores cuyas suertes están íntimamente relacionadas. Tal es el caso de la telefonía fija, que perdió terreno a manos de los celulares.

En los últimos tres años, la participación de la telefonía fija cayó del 52 al 29 por ciento, en un mercado en el que las denuncias por mala provisión del servicio proliferan (con demoras de más de dos meses para conseguir arreglos, por ejemplo).

“El consumo promedio del básico no crece y a la gente le resulta más fácil tener un celular. Además, el paradigma de la movilidad ya está instalado”, señaló Tedesco.

En otra delicada situación están los accesos de Internet por discado (dial-up) . Hoy los contratos son pocos y sólo “acceden a las conexiones las personas que se conectan a la Red en forma esporádica”.

Fuente: La Nación, Argentina

Opinión