Inicio Tecnología 2017 El nuevo paradigma de las bases de datos

El nuevo paradigma de las bases de datos

Aunque Oracle, IBM y Microsoft suman más del 75 por ciento de cuota en el mercado global de bases de datos, el avance del open source ha transformado las reglas del juego, con grandes ventajas para el usuario final

Al menos una vez cada dos años, los tres principales fabricantes de bases de datos realizan algún anuncio significativo para promover su propia plataforma de gestión de información corporativa.

Se trata de Oracle, IBM y Microsoft, actores que juntos suman más del 75 por ciento de la facturación anual registrada en bases de datos, lo que equivale a más de 15,000 millones de dólares.

En efecto, en los últimos meses, todos ellos han renovado su gestor de información. Comenzando por Oracle, anunciaba hace escasamente cinco semanas su nueva base de datos 11g, equipada con más de 400 funcionalidades y calificada por el fabricante como “el producto de software más innovador y de mayor calidad que Oracle haya anunciado”.

Presentada en Nueva York, Oracle Database 11g permite a las organizaciones reducir sus demandas de almacenamiento gracias a una mejorada tecnología de compresión que almacena y manipula datos XML de forma nativa, avanzando en autogestión y automatización, capacidades Grid y clustering, e incidiendo en nuevas herramientas para desarrolladores sobre Java y Net.

Igualmente, Microsoft presentaba este mes de julio la segunda beta o Community Technology Preview (CTP) de SQL Server 2008, la próxima versión de su conocida base de datos, que llegará al mercado en febrero, coincidiendo con el lanzamiento de Windows Server 2008 y Visual Studio 2008.

La actualización incluye, según el gigante de Redmond, herramientas optimizadas para que los administradores TI puedan reducir el tiempo dedicado al mantenimiento de la base de datos. Esto se completa con mejoras en las funciones de Business Intelligence, el soporte extendido de archivos XML y de información tanto estructurada como no estructurada, incidiendo además en la integración con herramientas ofimáticas para trasladar las capacidades de BI y reporting hasta el puesto de trabajo.

Y es que después de que la compañía de Bill Gates tardara cerca de cinco años en lanzar actual la versión SQL Server 2005, ahora se ha propuesto presentar una nueva versión de su base da datos cada dos o tres años.

Por su parte, IBM renovaba hace ahora casi un año su conocido gestor de base de datos DB2 v9. Bautizada con el nombre en clave de Viper es, de acuerdo con la propia organización, “la primera base de datos de la industria capaz de gestionar tanto datos relacionales convencionales como XML en formato nativo sin necesidad de transformarlos”.

Al mismo tiempo, incluye compresión de almacenamiento avanzada y una serie de mejoras para la gestión autónoma de datos (seguridad, disponibilidad, recuperación frente desastres), además de ser un motor de información preferente para entornos SOA.

Pero el lanzamiento de IBM más relevante por proximidad es sin duda la renovación de su oferta Informix, procedente de la adquisición de esta compañía en el año 2001.

Presentado a finales de junio, Informix Dynamic Server (IDS) 11 extiende al ámbito de las pymes funciones antes reservadas a los grandes servidores, mientras ofrece a las grandes firmas un control avanzado de sus centros de datos y sucursales remotas.

Cambio en la competencia

En paralelo con este panorama, desde hace tres o cuatro años estos tres fabricantes han tenido que lidiar con un nuevo fenómeno que, lejos de distanciarse, se intensifica progresivamente.

Se trata del incremento de la competencia de las soluciones de base de datos de tipo open source. Así, MySQL, PostreSQL o Sybase -en su versión de código fuente abierto– han ido avanzando posiciones con el fin de asentarse en el ‘low-end’, para luego dar el salto definitivo a las soluciones para aplicaciones de misión crítica.

Precisamente, a primeros de mayo, la popular base de datos MySQL anunciaba la versión alpha (la anterior a fase beta) correspondiente a su versión 6.0. Esta actualización hace uso de un nuevo motor de almacenamiento bajo el nombre de Falcon, que acerca al usuario ventajas como tablas de sencilla actualización, el uso optimizado con CPUs que soporten transacciones múltiples o la compresión de datos en disco de alto rendimiento.

Siguiendo con esta evolución, Sybase cuenta con Adaptive Server Enterprise (ASE) 15 como última versión de su gestor de base de datos relacional para empresas. La solución incluye una tecnología para el procesamiento de consultas capaz de aumentar el rendimiento y reducir el consumo de recursos de hardware, ampliando a su vez el soporte para datos semi-estructurados y no estructurados.

Reacción de los grandes

Ante este panorama, Oracle, IBM y Microsoft sólo tenían dos formas posibles de reaccionar: acercarse a los gestores de código fuente abierto o bien reducir el precio de sus versiones comerciales -e incluso ofrecerlas de forma gratuita–.

Así las cosas, Oracle se decantó por estrechar lazos con el ‘open source’ dando a conocer la compra de una pequeña compañía con tecnología de código fuente abierto muy ligada a MySQL: Innobase.

La firma es la creadora de un motor de bases de datos -InnoDB- que permite almacenar información en la solución de MySQL. El motor está disponible bajo la licencia GPL y se distribuye con la base de datos MySQL.

Como indicaba entonces Charles Rozwat, vicepresidente ejecutivo de Tecnología en Oracle, “este movimiento indica nuestra tendencia a trabajar cada vez más con herramientas de código fuente abierto”.

Por lo que respecta a la otra opción posible, la reducción de precio de las soluciones comerciales, basta con fijarse en el ejemplo de Microsoft, fabricante que dispone de una versión de Yukon -SQL Server 2005- en formato Express, es decir, de libre descarga y gratuita.

Todo este movimiento tampoco ha dejado indiferente a proveedores de soluciones que no cuentan con bases de datos pero sí con software de infraestructura. Así, Sun Microsystems distribuye PostgreSQL de forma integrada en su sistema operativo Solaris 10, además de ofrecer soporte y potenciar sus funcionalidades en la gama alta.

Como último capítulo de este emergente mercado, Computer Associates dio también sus primeros pasos en el código fuente abierto con Ingres, software de base de datos que adquirió en 1994, y que hace cerca de un año cedió -conservando el 20 por ciento del accionariado- para que la ‘spin-off’ Ingress Corporation se encargue de este desarrollo en configuración abierta. La última versión disponible es Ingres 2006 release 2.

Analizando todo este escenario, la mayoría de los analistas coinciden en que el que sale ganando es, sin duda, el usuario. Éste puede ahora optar por un gestor de base de datos gratuito y pagar solamente por los procesos de instalación y soporte; o bien tiene la opción de acceder a soluciones comerciales tradicionales a un coste más reducido como respuesta de los tres grandes a este escenario cambiante.

Fuente: Silicon News, España

Opinión