Inicio Web El puntocom cumple 25 años

El puntocom cumple 25 años

6

Ayer se cumplió un cuarto de siglo desde que la empresa estadounidense Symbolics registró el primer dominio de la historia de internet, lo que inició una revolución tecnológica que ha cambiado estructuras sociales y económicas en todo el mundo.

Symbolics.com fue la pionera de la fiebre del “puntocom” que hoy cuenta con más de 80 millones de sitios de internet (contando sólo los incluidos en el dominio .com) y que tiene un valor de 400 mil millones de dólares, según un informe de la Fundación para la Tecnología de la Información y la Innovación (ITIF).

El informe de ITIF también señaló que internet genera una actividad económica mundial al año de mil 500 millones de dólares “más que las ventas globales de medicina, inversiones en energía renovables e inversiones gubernamentales en investigación y desarrollo”.

La importancia del “puntocom” es tal que cualquier empresa orientada al público necesita tener un sitio de internet, ya sea para vender sus productos o para relacionarse con clientes y consumidores.

Pero si “puntocom” se ha convertido en una de las leyes de la economía moderna, sus ventajas y posibilidades no eran tan evidentes en 1985 cuando sólo seis nombres fueron registrados. No es sorpresa que los pioneros iniciales fuesen empresas relacionadas con el mundo de la informática ya que internet era un mundo exclusivo de científicos y universidades.

Por ejemplo, Symbolics era una empresa dedicada la producción de sistemas y software de Cambridge (Massachusetts) , relacionada con el Instituto de Tecnología de Massachusetts.

Tampoco es sorpresa que los inicios del “puntocom” tuviesen más de un titubeo. VeriSign, la compañía que se hizo con Network Solution (que registró el primer dominio de Symbolics), señaló que la primera propuesta era que los dominios terminase en .cor para designar los sitios de corporaciones.

Otros de los dominios iniciales, como .org, fueron originalmente .pub, y .mil (para organismos militares) fue .ddn (por departamento de defensa nacional).

Lo que sí es más sorprendente es que algunos de los nombres más importantes del sector tardasen en reconocer la importancia del “puntocom”.

Microsoft, uno de los pioneros de la idea de ordenadores personales en cada casa, no registró su sitio web hasta 1991. Aun así, en 1992 todavía había menos de 15 mil dominios “puntocom”. El millón de sitios no se alcanzaría hasta 1997 cuando internet ya estaba en plena explosión.

Para entonces, la fiebre había alcanzado proporciones epidémicas y convertido a un buen número de adolescentes en multimillonarios de la noche a la mañana. Pero en 2000 “puntocom” estalló y arrastró a los mercados de valores de todo el mundo.

La crisis de 2000 frenó los ánimos temporalmente. Hoy día, según una encuesta dada a conocer por VeriSign, 81% de los estadounidenses visitan cinco o más “puntocom” al día.

Mañana, el ex presidente estadounidense (1993-2001) Bill Clinton pronunciará el discurso principal del Foro de Impacto Político que se celebra en Washington como parte de las ceremonias para celebrar el 25 aniversario de “puntocom”.

No en vano, la presidencia de Clinton coincidió con la adolescencia y mayoría de edad de “puntocom”.

Precisamente su vicepresidente, Al Gore, es uno de los candidatos a ser nombrado uno de los “25 .com”, las 25 personas o compañías que más han contribuido a internet.

Los galardones serán entregados en una gala que se celebrará en San Francisco el próximo 26 de mayo y pueden suponer una reivindicación para el fallido candidato demócrata a la presidencia estadounidense en 2000 que, un año antes, presumió de “crear internet”.

La declaración de Gore fue rápidamente explotada por el Partido Republicano y su candidato, George W. Bush, quien posteriormente se convertiría en el presidente del país.

A pesar del ridículo público que Gore ha sufrido desde entonces, algunos de los verdaderos creadores de internet le han defendido y han dicho que mientras fue senador, “las iniciativas de Gore tuvieron un efecto significante y beneficioso” para la incipiente internet.

Fuente: El Universal, México
http://www.eluniversal.com.mx/articulos/57865.html 

Opinión