El video en la Web cambia los hábitos de las audiencias

Por Mundo Contact | 14 octubre 2011 | Web

La Web está incorporando cada vez más contenidos de video. Se trata de una opción distinta que las empresas deben conocer para adaptarse a una nueva realidad

Fue hace solo unos días cuando Netflix, el servicio de programas y películas de internet vía streaming, arribó oficiamente a América Latina. Esta empresa californiana, que ofrece de manera legal la posibilidad de ver contenidos en video con un costo de renta mensual desde 99 pesos en México, se animó invertir a largo plazo en un mercado de rápido crecimiento.

Esta es solo una muestra de los diversos servicios que ahora están disponibles para los usuarios latinoamericanos, quienes cada vez encuentran una mayor cantidad de contenidos de video en la Web.

Por ejemplo, un estudio reciente de la consultora comScore indicó que los usuarios de internet en México pasaron un promedio de 10.5 horas por espectador consumiendo videos online durante marzo de este año. El estudio concluyó que en Brasil, México, Argentina y Chile, más de 80% de todos los internautas vio contenido en video durante ese mes.

Lee este artículo completo en el número más reciente de la Revista Mundo Contact.

El video en la Web cambia los hábitos de las audiencias

Por Mundo Contact | 1 septiembre 2011 | Articulos, Tecnología

Revista Mundo-Contact

   

El video en la Web cambia los hábitos de las audiencias

La Web está incorporando cada vez más contenidos de video. Se trata de una opción distinta que las empresas deben conocer para adaptarse a una nueva realidad

Dalia de Paz

Fue hace solo unos días cuando Netflix, el servicio de programas y películas de internet vía streaming, arribó oficiamente a América Latina. Esta empresa californiana, que ofrece de manera legal la posibilidad de ver contenidos en video con un costo de renta mensual desde 99 pesos en México, se animó invertir a largo plazo en un mercado de rápido crecimiento.

Esta es solo una muestra de los diversos servicios que ahora están disponibles para los usuarios latinoamericanos, quienes cada vez encuentran una mayor cantidad de contenidos de video en la Web.

Por ejemplo, un estudio reciente de la consultora comScore indicó que los usuarios de internet en México pasaron un promedio de 10.5 horas por espectador consumiendo videos online durante marzo de este año. El estudio concluyó que en Brasil, México, Argentina y Chile, más de 80% de todos los internautas vio contenido en video durante ese mes.

Por otra parte, los fabricantes de televisores esperan que para finales de 2015 haya 500 millones de pantallas conectadas a internet en todo el mundo, según lo que se desprende de un estudio realizado por la empresa de investigación de mercado DisplaySearch.

A pesar de este enorme potencial detectado por Netflix, la empresa de renta de películas se enfrenta, al igual que su competencia, a la reducida cantidad de personas que posee internet en México, así como a la baja penetración y el alto precio de la banda ancha. Aunque existen más de 35 millones de cibernautas en el país, solo el 10% tiene conexión de banda ancha, de acuerdo con cifras de The Competitive Intelligence Unit (The CIU).

Sin embargo, todo parece indicar que este punto no representa un obstáculo para Netflix, ya que según Reed Hastings, el CEO de la empresa, solo se requiere una conexión de poco más de un megabyte de descarga por segundo para poder apreciar el contenido sin ningún problema o retraso de la señal.

“Observamos que Latinoamérica está creciendo de manera muy rápida en penetración de banda ancha y creo que en los próximos cinco a diez años se generalizará la adopción de ésta, por eso es que encontramos este mercado tan atractivo”, dijo Hastings en entrevista.

No obstante, otra limitante, al menos en América Latina, es el limitado catálogo de contenido digital que ofrece Netflix, aunado que los sistemas de pago se restringen a las tarjetas de crédito Visa y MasterCard.

Los usuarios de Netflix puede ver una cantidad ilimitada de series y películas desde su computadora, televisión, e incluso desde dispositivos móviles como el iPhone o iPad. Por cierto, las apps para dichos equipos en Latinoamérica estarán disponibles en menos de 60 días.

Además, otros medios de exposición serán las consolas de videojuegos como la PlayStation 3, Nintendo Wii y posteriormente Xbox 360.

De hecho, Samsung anunció que los consumidores que ya cuentan con la Samsung Smart TV modelos 2011 LED D8000, D7000 y Plasma D8000 podrán descargar la app de Netflix a través de Samsung Apps para ver los diferentes contenidos.

Según Gonzalo Rojón, director de análisis de tecnologías de información y comunicación de The CIU, los diferentes contenidos serán adoptados por un cierto nivel socioeconómico de la población con un alto consumo de banda ancha y que busca contenido multimedia en alta definición.

La competencia

Sin duda, las grandes interrogantes son: ¿Cuál es el futuro de este negocio? ¿Qué pasará con servicios tradicionales como Blockbuster en América Latina?

Chris Bulkey, analista de la firma estadunidense Technology Research Group, opina  que el futuro de este tipo de negocios es muy prometedor, ya que los consumidores están llegando a un punto en el que exigen calidad en los contenidos de video, y dicha exigencia se cubrirá con el crecimiento de la banda ancha y el establecimiento de regulaciones en países en desarrollo como México y el resto de América Latina.
 
“El claro ejemplo del éxito de este tipo de negocios es Netflix, empresa que de enero de 2010 a la fecha elevó el valor de sus acciones casi 500%, lo cual ha llamado la atención de firmas como Apple, Google y Amazon”, explicó el especialista.
 
Por su parte, Blockbuster, cadena hasta hace poco líder en la renta de video, necesitará encontrar una estrategia de negocio diferente para evitar perder mercado en la región latinomericana.

Es importante señalar que el año pasado Blockbuster se declaró en bancarrota en Estados Unidos. La firma que nació en 1985 enfrentó una crisis que no soportó, ya que en 2009 tuvo una facturación anual de 4 mil 100 millones de dólares, frente a los 5 mil100 millones de 2008. Dicha situación y la rápida incorporación de nuevos contenidos en el mercado dejaron fuera de la jugada a este servicio.

Sin embargo, los directivos de Blockbuster México aseguraron que la compañía atraviesa por un muy buen momento financiero, e indican que desde hace dos años sus ganancias crecen a doble dígito. Aun así, es muy posible que la empresa dé a conocer muy pronto, al menos en Estados Unidos, un nuevo servicio de video en streaming para competir con servicios que se ofrecen en la Web.

Pero no solo Blockbuster deberá ingeniárselas para no quedarse fuera. También las compañías que ofrecen televisión de paga tendrán que esforzarse, pues en lugar de contratar un paquete extra para ver películas de estreno, los usuarios ahora pagarán por productos como Netflix.

Y es que, más allá de ser una competencia, algunos analistas coinciden en que se trata de una opción distinta para adquirir y visualizar contenidos que no solo se puedan ver en el cine o en la televisión, sino tener la posibilidad de llevar  películas y series en la computadora portátil, consola de videojuegos, tablets y hasta en los teléfonos.

De acuerdo con el presidente de Netflix, no existe un competidor. “Creo que nuestro gran rival será el desconocimiento de la plataforma, y que la gente de alto nivel socioeconómico es la que conoce el servicio, por lo que tendrá que permear a cada vez más población”, opinó Reed Hastings.

Cabe señalar que la revista Fortune nombró a Hastings como el empresario del año en 2010. Su creación logró vencer a Blockbuster en el negocio de la renta de películas y se convirtió en un sitio que domina el streaming de cintas por la red con más de 85 mil millones de dólares al año.

Los que están en la jugada

Apple lanzó el año pasado su plataforma de renta y venta de filmes a través de la tienda virtual iTunes, la cual tiene un catalogo de más de 500 películas.
 
Los precios para rentar las cintas dependen del formato. Así, para los estrenos en SD (Definición Estandard) el costo es de 40 pesos; mientras que para los estrenos en HD (Alta Definición) 50 pesos. En cuanto al alquiler de las películas de catálogo en SD el precio es de 25 pesos y las HD de 40 pesos.
 
iTunes cuenta con filmes de reconocidos estudios como 20th Century Fox, Metro-Goldwyn-Mayer Studios Inc. (MGM), Paramount Pictures, Universal International Television Distribution, Warner Bros, y Walt Disney Pictures.
 
Por el momento, la firma de la manzana comercializa el Apple TV, un dispositivo por medio del cual los usuarios reciben vía streaming películas, música, fotos y otros contenidos multimedia.
 
Amazon, por su parte, se dedica a la venta de películas y programas de televisión que pueden verse al instante.
 
En cuanto a YouTube, la plataforma de videos más importante en el mundo, su sistema de renta de películas y series de televisión tiene el respaldo de firmas como Warner Bros, Sony Pictures y Universal Studios, pero por ahora solo funciona en Estados Unidos. 
 
A diferencia de los planes de pago por evento, el catálogo de Netflix para transmisión desde internet cuenta con más de 20 mil títulos y ofrece una cantidad ilimitada de reproducciones de los videos y películas por ocho dólares al mes. Sin embargo, pocas de las opciones de Netflix están disponibles al mismo tiempo que los lanzamientos más recientes de DVD.
 
Recientemente, Facebook se unió con Warner Bros. para comenzar a ofrecer algunas de sus películas a través de la red social más exitosa. El gigante audiovisual señaló mediante un comunicado que habrán miles de títulos disponibles para la compra o alquiler en los próximos meses. Además, el acuerdo entre ambas compañías permitirá que los usuarios hagan comentarios o interactúen con sus amigos mientras ven la película.
 
“La diferencia entre sistemas como Netflix y los de Apple, Amazon, Google y demás, es que en esta plataforma pagas por la posibilidad de ver hasta 100 mil contenidos distintos, mientras que en las otras pagas por cada uno”, explicó Chris Bulkey.
 
De acuerdo con el analista, existe un problema en este tipo de servicios y es el hecho de que no todas las firmas de contenidos están de acuerdo con este tipo de distribución, o bien escogen un solo canal en línea.

Lo que es innegable es que la tendencia a consumir contenidos en línea, en especial video, está cambiando los hábitos de las audiencias alrededor del mundo, por lo que las empresas deben adaptar sus estrategias de negocio a esta nueva realidad.