El Video Marketing favorece el engagement y la viralización

El Video Marketing favorece el engagement y la viralización

El video marketing permite desarrollar un fuerte lazo entre el cliente y la marca a través de una experiencia audiovisual; el contenido en video es el de mayor tasa de crecimiento en cuanto a consumo y viralización

Por Mundo Contact | 16 marzo 2016 | Actualidad, Articulos, Web

En la era de la información, las marcas tienen el desafío de disipar la nube informativa para llamar la atención de sus clientes en medios digitales a través del uso de banners, anuncios de texto, o marketing de contenido, por citar algunos ejemplos.

Sin embargo, los expertos aseguran que el video marketing es el método más efectivo porque permite desarrollar un fuerte lazo entre el cliente y la marca a través de una experiencia audiovisual. Además, es versátil y se puede adaptar con facilidad a las necesidades actuales de consumidores cada vez más exigentes.

video-publicidad-marketing-mercadotecnia-smartphoneLas personas disfrutan ver videos y buscan contenidos que entretengan, informen y eduquen. De hecho, el contenido en video es el de mayor tasa de crecimiento en cuanto a consumo y viralización. Las marcas pueden capitalizar este interés por parte del público para crear videos de calidad que aporten valor y ambas partes obtengan beneficios.

Tras estudiar las tendencias de video que obtienen mejores resultados en Europa, a continuación se presentan algunos beneficios en el uso de videos en campañas de marketing que pueden ser aplicadas en América Latina para maximizar el retorno de inversión:

 

Aumentar la permanencia de los usuarios en el sitio (stickiness). Estudios indican que los videos pueden llegar a sextuplicar la permanencia en una página, y que los videos informativos o explicativos sobre productos incrementan la tasa de conversión. Esto se debe a que las personas prefieren mirar un video atractivo que muestra cómo funciona el producto o servicio, frente a leer una simple descripción del mismo. A su vez, los videos informan al usuario y le brindan más confianza y seguridad sobre la oferta.

Al medir el número de visualizaciones, tiempo de visualización y secciones a las que más prestan atención los usuarios, es posible determinar cuáles son los productos qué más le interesan a la audiencia para optimizar la oferta.

 

Atraer el interés de los internautas y generar engagement. El video es también una buena forma de generar visibilidad sobre el producto. Las imágenes en movimiento son una excelente opción para atraer nuevos clientes y volver a seducir a antiguos clientes, e incluso convencerlos de que regresen repetidas veces. Esto ayuda a aumentar el engagement y permanecer en top of mind de los consumidores. Esto se traduce también en el aumento del life time value de los clientes.

 

Mejorar el posicionamiento de una marca e indirectamente de un sitio. Los videos le encantan tanto a los internautas ¡como a Google!, por eso una buena estrategia de SEO reconoce los beneficios de usar videos, ya que los principales buscadores priorizan aquellas páginas con contenido en movimiento y muestran los videos entre los primeros resultados de búsqueda. Esto también ayuda a redireccionar más personas a la web de la marca.

 

Influenciar al consumidor y generar un call to action. Un video puede influenciar a los consumidores a realizar una acción, ya sea para comprar el producto o para interactuar con la marca a través de las redes sociales compartiendo ideas, opiniones y sugerencias. Está demostrado que el 48% de los videos influye en la decisión de compra y además favorecen la participación del público.

 

Estimular la viralidad de las campañas. Estudios demuestran que un 54% de las personas comparte videos de humor, el 53% difunde videos emocionales y el 34% videos explicativos. Consecuentemente, para lograr viralizar un mensaje, el video es el formato ideal, ya que emociona a su audiencia, es fácil de compartir y puede alcanzar grandes números de personas en poco tiempo.

 

Humanizar la empresa, transmitir transparencia y generar confianza. Los videos están fuertemente asociados con el mundo del ocio y entretenimiento. Por eso las personas tienen una predisposición natural para consumir información en este formato personal, directo y difícil de alterar. Tanto si la marca logra divertir a su audiencia a través de un llamativo video, como si logra empatía poniéndose en un lugar de cercanía mientras además transmite su mensaje de marca, se logra reducir la barrera de compra y efectuar la venta.

 

Mejorar el nivel de recordación del anuncio. Es un hecho que el 79% de los internautas recuerda mejor aquellas estrategias de marketing realizadas en video que otros métodos de publicidad tradicional. Las marcas emplean los videos para reforzar sus campañas de marketing e incrementar su efectividad y niveles de conversión.

 

Recrear la experiencia offline. Por si fuera poco, los videos ofrecen la posibilidad a los usuarios de ver el producto o servicio aun si lo compran online. Además, evita que el servicio de atención al cliente tenga que explicar ‘cómo funciona el producto’, ¡porque ya lo vieron!

 

No cabe duda del poder del video, por eso los publicistas y mercadólogos siguen esta tendencia muy de cerca a fin de lograr un equilibrio entre el entretenimiento, la difusión informativa y la venta de productos y así poder ofrecer información más relevante y menos invasiva a los clientes.

Por Nico Casco, CEO de D’arriens

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *