Inicio Tecnología 2017 Actualidad 2017 El virus DNSChanger causó ayer menos daño del esperado

El virus DNSChanger causó ayer menos daño del esperado

El impacto del virus DNS Changer, que amenazaba con dejar sin internet a miles de computadoras después de que la Oficina Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI) cerrara ayer  los servidores temporales que habilitó para proteger a los usuarios, fue menor de lo esperado.

Este lunes se cumplía la fecha límite y el FBI finalmente cerró el conjunto de servidores que han estado dirigiendo el tráfico de internet durante un año de miles de computadoras infectadas con un virus transmitido por un grupo de criminales cibernéticos.

El virus ya está controlado, pero se temía que los cerca de 200,000 usuarios que se calcula que pueden seguir infectados en todo el mundo perdieran su conexión a internet cuando se cerraran los servidores.

Por ahora, “no hemos sabido de problemas mayores después del cierre”, indicó un portavoz del FBI, Jason Pack.

El virus modificaba la configuración DNS (sistema de nombre de dominio) en computadoras de las plataformas de Windows, Mac OS y Linux, para que los usuarios utilizaran servidores ilegítimos controlados por atacantes remotos que les redirigían a direcciones no deseadas.

En noviembre del pasado año el FBI anunció la detención de sus creadores, seis estonios y un ruso, que a través del malware llevaban a los usuarios afectados a páginas no deseadas para embolsarse compensaciones por el número visitas, por las que lograron de manera fraudulenta al menos 14 millones de dólares.

Tras la operación, el FBI activó de manera temporal varios servidores que reconducían a una dirección segura a los equipos infectados.

Los servidores DNS controlados por el FBI y el consorcio de sistemas de internet (ISC) iban a ser cerrados en marzo, pero se dio de margen hasta el 9 de julio para que los usuarios revisaran sus computadoras y darles tiempo de limpiar sus archivos.

El FBI informó que originalmente el virus infectó a 4 millones de usuarios en más de 100 países.

Varios organismos de seguridad internacionales han colaborado para difundir esta información y ayudar a los usuarios afectados a eliminar el virus y a restaurar la configuración correcta de los servidores DNS.

EFE

Opinión