Inicio Tecnología 2017 En octubre concesión de SCT a red de CFE y estudian licitar...

En octubre concesión de SCT a red de CFE y estudian licitar PLC para última milla en 2007

La semana pasada, Cofetel, que encabeza Héctor Osuna dio el aval a la CFE para poder arrendar su red de fibra óptica que posee en todo el país y que tiene una longitud de 13 mil kilómetros, más otros 7 mil en construcción.

Era otro pendiente de Cofetel. Había por ejemplo un problema jurídico, ya que la ley de la paraestatal, como es lógico, no contemplaba la modalidad de ofrecer telecomunicaciones. De alguna manera se salvó el obstáculo.

En el aval se condicionó a la CFE para utilizar esa red sin distingo a favor de un beneficiario en particular o bien con tarifas discriminatorias.

El señalamiento es congruente con la importancia que esa alternativa de alta tensión puede significar para diversas telefónicas distintas a Telmex de Carlos Slim, para crecer en su cobertura.

Como se sabe la mayoría de éstas optaron por atacar el famoso triángulo DF-Guadalajara-Monterrey. En esa zona hay inclusive sobrecapacidad, más no así en el noroeste, noreste y no se diga el sureste.

La red de fibra óptica de CFE servirá como “carrier the carrier”. Las telefónicas podrán ampliar su cobertura en transmisión de voz y datos sin realizar millonarias inversiones. Todas acreditan: Avantel de Óscar Rodríguez, Alestra de Rolando Zubirán, Axtel de Tomás Milmo, Maxcom de René Sagastuy, Marcatel de Gustavo de la Garza.

Tras el aval de Cofetel, sólo resta que SCT de Pedro Cerisola otorgue la concesión respectiva. El tema está a cargo de la subsecretaría que lleva Jorge Álvarez Hoth y se cree que pueda estar listo en el transcurso de octubre.

Lo interesante es que la red de fibra óptica no es la única que tiene la paraestatal que lleva Alfredo Elías Ayub. También está la de mediana y baja tensión que es la conduce energía eléctrica a las casas.

Esta no quedó incluida en el aval de Cofetel. Es igualmente valiosa puesto que va del poste de la luz a millones de hogares en el país y podrá constituirse en una red alterna de “ultima milla” para que muchas empresas puedan competir equitativamente a Telmex que dirige Jaime Chico Pardo.

En el mundo esa infraestructura ya se utiliza y se conoce como “Power Line Communication” (PLC). En México se ubicaría como un cable “oscuro”, porque para su utilización se requieren aún millonarias inversiones.

Le puedo adelantar que en este caso CFE no requiere de ninguna concesión.

Como imaginará es otro “apetitoso bocado” en materia de telecomunicaciones, máxime “la convergencia”, puesto que sería la tercera red de “última milla” después de la Telmex y la industria de TV por cable.

Se puede decir que el equipo de Felipe Calderón recibirá esta herencia en el activo de la CFE. No habría que esperar mucho para su habilitación. Quizá para la primera mitad del 2007, ya que incluso se está en la fase de pruebas técnicas para acotar interferencias.

Esta red también será particularmente importante para zonas con poco desarrollo.

La PLC se licitaría y una alternativa que se ha estudiado es la de dividir el país en regiones como se hizo para telefonía celular. Así la inversión en la parte electrónica recaería en los arrendatarios.

Aparentemente sí se necesitarían algunas normas técnicas de Cofetel.

Como quiera otro nicho de negocios que tiene frente a sí la CFE a consecuencia del “boom” tecnológico.

Fuente: Reforma, Alberto Aguilar 

Opinión