Ericsson instala PC as a Service en África

Por Mundo Contact | 20 marzo 2012 | Tecnología

Unos cinco mil estudiantes africanos y sus profesores en cuatro países se podrán beneficiar de la conectividad del siglo 21

Ocho escuelas secundarias en África han recibido la solución PC as a Service (PC como Servicio), una solución de cómputo en la nube de bajo costo de mantenimiento así como un modelo de fácil uso, optimizada para redes de banda ancha móvil. El desarrollo es parte de la iniciativa Connect to Learn (Conectar para Aprender) en los centros de las Aldeas del Milenio en Gana, Kenia, Tanzania y Uganda.

Adicionalmente, más de 500 becas se distribuirán en 2012 gracias al programa Connect to Learn,  que incluye a socios como Ericsson, el Fondo de Becas para Niñas Sánchez-Palm, Spin Master, JM Eagle y algunos contribuyentes individuales. Las becas cubren las tutorías, transportes y otros gastos asociados con el colegio.

Elaine Weidman, Vicepresidente de Sustentabilidad y Responsabilidad Corporativa de Ericsson, aseguró que: “La tecnología móvil y de banda ancha son la clave para permitir el acceso para una educación de calidad en todas las comunidades, aún las más pobres y rurales. La entrega de computadoras basadas en la nube y la conexión de ocho colegios, es un gran paso en nuestra misión de llevar educación de calidad a más estudiantes”.

PC as a Service utiliza computadoras conectadas por banda ancha móvil, permitiendo a los estudiantes acceder a noticias, información y los más recientes contenidos educativos, así como acceso a estudiantes de otras partes del mundo. Para los profesores, la solución permite un mayor enfoque en los estudiantes, ya que el mantenimiento de la solución se hace de manera remota.

Los ocho colegios que ya están utilizando la tecnología están ubicados en las Villas del Milenio, ubicadas en Gana, Kenia, Tanzania y Uganda, donde Ericsson ha sido activo proveedor de infraestructura y servicios de red para llevar voz y datos como parte del proyecto.

Durante 2011, Connect to Learn se desarrolló en Gana, Tanzania y Uganda. En total unos 5 mil estudiantes africanos ahora tienen acceso a recursos de estudio de calidad para una educación del siglo 21.