Inicio Tecnología 2017 Ericsson, la apuesta por México.

Ericsson, la apuesta por México.

Ericsson, de origen sueco, está presente en México desde 1904, año en el que junto con otras empresas, adquirió la primera concesión para ofrecer servicios de telefonía, y el cual empezó a operar en la capital en 1907: en la actualidad se desempeña únicamente como proveedor de infraestructura. 

“Hemos estado en México desde hace mucho tiempo; fuimos de los primeros en empezar con la telefonía, y al paso del tiempo podemos decir que el futuro es cada vez más importante, y aunque hay otros competidores, el mercado es muy atractivo”, sostuvo en entrevista con EL FINANCIERO Carl-Henric Svanberg, presidente de Ericsson. 

Svanberg esta convencido de que los operadores de telefonía, tanto fija como móvil, seguirán invirtiendo en México importantes sumas para satisfacer la creciente demanda, y ofrecerán más servicios mediante nuevas tecnologías”. 

En este contexto, Ericsson continuará trabajando en conjunto con los operadores para que este crecimiento no se detenga”. Ericsson, proveedor de infraestructura y servicios para los operadores de telecomunicaciones, considera que el mercado mexicano “aun no se ha saturado”, lo que ofrece un creciente atractivo, sobre todo, de frente al advenimiento de las tecnologías de la llamada tercera generación. 

México regularmente aparece en la lista de las diez naciones con mayores ventas para la compañía, y a la vez “tiene uno de los mercados más exigentes del mundo, lo que le convierte en un mercado muy interesante, ya que se mantiene a la vanguardia tecnológica. Hasta ha servido como mercado piloto para algunos de nuestros más recientes desarrollos2, sostiene Carl-Henric Svanberg. La llamada tercer generación “es una tecnología que permite ofrecer además de voz, muchos servicios multimedia, utilizando ya sea el teléfono o una computadora. 

Se trata de tener conectividad de banda ancha en cualquier lugar del mundo y en todo momento”, explica Svanberg, durante la entrevista que se desarrolla en marco de la Volvo Ocean Race, una regata que dará la vuelta al mundo, y en la que participa un barco de Ericsson equipado con todo tipo de tecnología de punta en materia de comunicaciones. Mediante la llamada tercera generación, la gente podrá “ver y escuchar” (comunicarse) de manera cada vez más rápida, fácil y económica. Carl-Henric Svanber asegura que el mercado de nuestro país será capaz y “esta abierto” a adquirir y usar esta nueva tecnología de tercera generación. 

“De hecho, operadores en México ya están realizando algunas pruebas, en el corto plazo seguramente tendremos redes comerciales de tercer generación”, comentó. Esta tecnología, explica, es relativamente nueva, y tiene el beneficio de que año tras año es mucho más accesible en el costo hacia el público.

“Lo único que hay que hacer es acercarse a ella”, dice. “El amplio portafolios de productos y servicios de Ericsson nos permite apoya tanto a los operadores de telefonía fija como a los de telefonía móvil. Y si se concluye satisfactoriamente la anunciada adquisición de algunos de los activos de (la compañía de origen britanico) Marconi, nos permitirá ampliar aún más nuestra oferta de productos y servicios para operadores”, sostuvo Svanberg. Para el presidente de Ericsson, “el mundo de las telecomunicaciones tiene un futuro maravilloso. 

Creo que en cinco años prácticamente todo el mundo podrá tener un teléfono móvil, y podrá estar comunicada toda la gente en el mundo, creando una sociedad más avanzada e incluso democráticamente mejor”, dice. Fuente: El Financiero, Negocios, Estrategia.

Opinión