ERP, toda la información de la empresa en un solo paquete

Por Mundo Contact | 22 julio 2008 | Actualidad Customer Experience, Customer Experience

Sus características: capacidad de modelar y automatizar la mayoría de los procesos de una organización, desde la orden de venta, hasta la distribución del producto

La competencia entre las empresas les exige incrementar sus niveles de eficiencia y productividad en el corazón de sus procesos y operaciones, y sólo alcanzarán niveles óptimos de servicio con la integración de soluciones tecnológicas, como son los llamados ERPs, advierten analistas.

Un Enterprise Resource Planning (Planeador de Recursos Empresariales, ERP por sus siglas en inglés), se refiere a un sistema de gestión de información estructurado y diseñado para satisfacer soluciones de gestión empresarial.

Fabiola Cruz, subdirectora de Tecnologías de Información (TI) de la consultora Select explica que “este sistema sirve para que las organizaciones tengan en uno solo sus principales procesos de negocios y esto agiliza la toma de decisiones”.

Entrevistada por el diario El Economista, afirma que el mercado de ERPs en México oscila entre los 2 millones de dólares con un crecimiento anual entre 25 y 30%. De esos ingresos, poco más del 35% lo compran las empresas medianas.

Además, los ERPs se caracterizan por su capacidad de modelar y automatizar la mayoría de los procesos básicos de una organización, desde la orden de venta, hasta la distribución del producto.

Los analistas aseguran que las razones fundamentales por las cuales la adopción de soluciones ERP es más frecuente son: aumento en la competitividad, control mejor en las operaciones e integración de la información.

Y es que generalmente las empresas manejan de forma aislada la información generada en los distintos departamentos y requieren de una solución global que integre y organice los datos de modo que sirva de apoyo las operaciones diarias.

Funcionalidades unificadas

Las funciones que cubren los ERPs son: contabilidad, finanzas, administración de órdenes de venta, logística, producción y recursos humanos.

De hecho, sugieren que si las empresas están interesadas en mantenerse vigentes deben realizar optimizaciones de sus costos, ya sea de producción, comercialización o administración y, por otro lado, deben incrementar constantemente su productividad.

Cristina Rivas Palacios, gerente de investigación de la consultora IDC asegura que las organizaciones están entendiendo cómo las Tecnología de Información (TI) les ayudan a mejorar sus procesos de negocio e incrementar su productividad.

“Si comparas el crecimiento que está teniendo el mercado de TI, que es a una tasa de 12 o 13%, el crecimiento de los ERPs es más grande sobre todo por la necesidad de las empresas por integrar procesos”, comenta.

Por lo tanto, la oportunidad para la industria está en ofrecerles aplicaciones desde las más sencillas como Office, hasta las más robustas como un sistema de planeación de los recursos de la empresa o ERPs.

Rivas explica que los ERPs están diseñados para incrementar la eficiencia en las operaciones de la compañía que lo utilice, además tienen la capacidad de adaptarse a las necesidades particulares de cada negocio y sobre todo si se desea organizarse mejor “estos sistemas son un aliado excelente ya que le permite aumentar la productividad de la compañía en forma considerable”.

De hecho, la adquisición de sistemas ERPs en México se ha incrementado en los últimos tres años y su potencial de aumento está entre 20 y 30% anual en términos de licencias otorgadas.

Se calcula que el mercado de compañías ubicadas en el segmento mediano, se encuentra entre 35 y 40,000 empresas, y al menos 4,000 de ellas estarían considerando evaluar e implantar sistemas de este tipo en el transcurso de los próximos cuatro años.

Cómo elegir

Los especialistas advierten de la complejidad en la selección de un ERP es principalmente por la cultura informática de la organización y que pueda verse afectada por la resistencia al cambio o a la idea errónea de que este tipo de proyectos consumen grandes cantidades de dinero, tiempo y esfuerzo.

Los ERPs están diseñados para incrementar la eficiencia en las operaciones de la compañía que lo utilice, además tiene la capacidad de adaptarse a las necesidades particulares de cada negocio y se aproveche al máximo el trabajo de consultoría durante la implantación para mejorar los procesos actuales de trabajo.

Debido a la globalización, se está gestando un cambio en la forma en que las empresas hacen sus negocios, además de exigir mayores niveles de eficiencia en las operaciones y procesos causada por la competencia.

Las empresas requieren continuas optimizaciones de sus costos, ya sea de producción, comercialización o administración; por otro lado, deben incrementar constantemente su productividad.

Además, reducir la incertidumbre sobre la veracidad de la información, mejorar la comunicación entre áreas, reducir la duplicidad de datos y eficientar la integración de los procesos son otras de la razones para llevar a cabo la implantación de un ERP.

La analista de Select destaca que los ERPs cada vez se vuelven productos más robustos, antes se centraba en funciones específicas y ahora tienen la opción de integrar más soluciones que los hacen más funcionales.

Actualmente existen diferentes alternativas de consultoría que proporcionan la orientación necesaria para poner en marcha la solución.

Ambas analistas coinciden en que el éxito en la implantación de esta tecnología es responsabilidad de toda la empresa. Para lo cual, es indispensable fomentar el trabajo en equipo debido a que a partir de la liberación del ERP, los datos ingresados por un usuario serán utilizados por otro de un área completamente diferente.

Además, es necesario tomar conciencia de que la implementación de una sistema ERP es un proceso de mejora continua y que el proyecto requiere de mantenimiento constantemente.

Opción para más

Este sistema tradicionalmente se había considerado sólo para las grandes compañías, permitiéndoles un intercambio de información claro y de forma confiable, aunque hoy en día es una realidad para la mediana empresa, ya que representa ser clave para realizar alianzas estratégicas con empresas de mayor tamaño.

Rivas Palacios destaca que: “Los ERP hace cinco años eran exclusivos para los corporativos con arriba de 500 empleados porque eran soluciones muy caras que requerían un proceso de implementación largo, incluso de años y hoy en día hay muchas opciones para las empresas medianas que están entre los 100 y los 500 empleados”.

Sin embargo, el costo promedio está entre los 250,000 dólares, por lo que la inversión todavía es grande y continua siendo restrictiva para la mayoría de las empresas en México.

Fuente: El Economista, Claudia Juárez, México