¿Está preparada tu red empresarial para afrontar el futuro?

Por Mundo Contact | 11 noviembre 2010 | Tecnología

Se generarán 10 mil millones de dispositivos para el 2015.El acceso al ancho de banda y su correcto funcionamiento son la primera cuestión por resolver.

Mucho se habla acerca de cuánto se debe invertir en banda ancha para lograr una adecuada madurez en la productividad del negocio. Esto es cierto, un buen acceso a banda ancha nos permite acceso rápido a internet y a una velocidad considerablemente veloz. Así que no podemos negar que la banda ancha es una herramienta de increíble utilidad para la expansión de oportunidades culturales, sociales, educativas, pero sobre todo, económicas.

A diferencia de años anteriores, el 25% de la población mundial está conectada, lo cual es un claro ejemplo de la evolución tan precipitada a la que nos enfrentamos día con día.

Es por esta razón que las empresas invierten cada vez más en una adecuada infraestructura para su tipo de negocio, preparándose para la creciente cantidad de datos críticos de la compañía. Una vez que se agrega voz y video a la conexión, términos de calidad y fiabilidad se ven perjudicados y pasan a primer plano.

Todo lo relacionado con Cloud Computing está revolucionando la arquitectura no sólo en la red, sino en relación con la informática en conjunto, lo que da lugar a un cambio en los negocios en general.

Estamos en medio de una tormenta de demanda de ancho de banda que parece envolver a las redes convergentes y es justo ahí en donde las organizaciones deben concentrar su foco de atención. Las empresas deben darle la importancia necesaria al estado de la arquitectura de su red y la gestión astuta del tráfico antes que al ancho de banda que esté o no esté disponible.

Muchas veces, el alto costo es un factor prohibitivo para la adquisición de este tipo de tecnologías y tal es el caso de México. Vivimos en un país en donde el alto precio que se paga es una limitante para nuestro desarrollo, pues la banda ancha es vital para que una sociedad aproveche toda su productividad. Podemos registrar que México presentará crecimientos que superarán el 10% y a pesar de que sus niveles de penetración y aprovechamiento son bajos, el 72% de las empresas siguen invirtiendo en aplicaciones de este tipo para alcanzar y estar al nivel de la competitividad del negocio a nivel mundial.

Pero no todo es acerca del costo que nos implica la mejora en la banda ancha, sino de la correcta planeación que se haga como empresa, combinándolo con un cliente determinado. Por ejemplo, muchas empresas pueden tener grandes y perfectamente estructuradas tuberías pero si las compara con las tuberías de sus clientes o, incluso de otras regiones, notará que está en desventaja.

Entonces, esto nos lleva a una sola conclusión. La tecnología requiere mayores anchos de banda y la red se ha convertido en un componente crucial, pero al considerar esta situación, caemos en la cuenta de que es necesaria una apropiada planeación junto con una amplia y potente gestión de red.

La importancia de una planeación proactiva no debe ser subestimada de ninguna manera. Conseguir una red optimizada que satisfaga las necesidades de todos los usuarios en todo momento tiene que ver con utilizar las herramientas correctas en las circunstancias idóneas. Es saber, por ejemplo, cuándo usar una red privada virtual y cuándo dejar tus operaciones en manos de Internet.

Hoy en día, la red de la empresa es un recurso estratégico. Es lo que permite a las organizaciones mantenerse en pie e involucrar los negocios y las TI para trabajar en conjunto y lograr un completo entendimiento de lo que la empresa quiere hacer para generar tráfico en la red.

Para muchos CIOs, trabajar junto con la empresa para planificar el tráfico de la red se ha vuelto mucho más difícil y retador con la llegada del Cloud Computing. “Es completamente correcto pensar que un CIO deba tomar la iniciativa y estar a la delantera del negocio en términos de Cloud Computing y otras tendencias informáticas para poder estar a la altura de recomendar cursos de acción que puedan ayudar al negocio, así como también resultar de un gran beneficio para la red”, comentó Carlos Mondragón, Director General de Dimension Data.

Dentro del proceso de construcción de una red óptima para la organización, es importante mantener una revisión regular con todas las personas involucradas con la empresa para verificar si el diseño de las redes convergentes cumple sus requisitos y podrá continuar de esta manera en días venideros.

Tecnologías como almacenamiento en caché, red de área amplia y equilibrio de carga, que actualmente se encuentran por encima de la red, se está convirtiendo en parte del sistema operativo de redes inteligentes.

Dimension Data toma en cuenta 3 puntos clave para tomar una mejor decisión

Tome un enfoque por etapas optimizando la red que se tiene para el tráfico que se desea manejar.
Esté consciente de hacia dónde quiere que su red lo lleve en un mediano y largo plazo.Asegúrese que la arquitectura de su red sea refinada para poder llegar a donde usted quiere de una manera fácil y rentable.

La administración de la red es una bien entendida disciplina entre los integradores de sistemas. Esto es más barato que permitir que la red falle.

La convergencia de la tecnología de la comunicación está dando paso a que los mercados se expandan y que los negocios respondan a oportunidades en tiempo real y con una flexibilidad mucho mayor. Si bien transformar una empresa a una red de convergencia sin problemas no pasará de la noche a la mañana, los negocios comenzarán a cosechar de una manera notable estos beneficios transformándose en usuarios productivos y en una pronta respuesta al cliente.