Esta semana podría estar listo el Convenio Marco de Interconexión

Por Mundo Contact | 14 noviembre 2011 | Tecnología

Su aprobación y emisión podrían representar un paso hacia adelante para que Telmex pueda ofrecer el servicio de TV

El Convenio Marco de Interconexión podría estar listo este jueves, según marca el calendario del Comité Técnico para la Convergencia, con lo que estaría en condiciones de ser presentado al pleno de la Cofetel para su aprobación.

De acuerdo con los especialistas, dicho Convenio es una pieza fundamental para el servicio de interconexión, además su aprobación y emisión podrían representar un paso hacia adelante para Telmex ante una eventual modificación al título de concesión que le permita entrar al servicio de televisión.

Gonzalo Martínez Pous, comisionado del órgano regulador, dijo que el próximo jueves es la última sesión programada. “El calendario va en tiempo y tenemos un promedio de asistencia de 90 por ciento”. Sin embargo, “si los miembros del Comité piden una sesión más para comentarios generales finales se las daríamos con gusto”, añadió.

Una vez aprobado por el pleno, el documento se enviará a la Comisión Federal de Mejora Regulatoria para otra consulta pública.

Clave para Telmex

El Acuerdo de Convergencia, que publicó la Secretaría de Comunicaciones y Transportes en el 2006, condicionó la entrada de Telmex al mercado de televisión a cumplir con la portabilidad de números, interoperabilidad e interconexión, con base en un convenio marco. En el Comité Técnico para la Convergencia, que preside el comisionado Gonzalo Martínez Pous, participan 29 miembros, entre especialistas y empresas, incluida Telmex.

Martínez Pous explicó que la elaboración y aplicación del Convenio Marco como herramienta regulatoria surgió del Acuerdo de Convergencia en el que se estableció que sería necesario un convenio entre operadores con restricciones para dar servicio de televisión.

El Convenio Marco de Interconexión busca establecer las condiciones que garanticen la interconexión en términos competitivos y en condiciones iguales.

Fuente: El Economista