Inicio Tecnología 2017 ¿Estamos preparados para las Redes de Siguiente Generación?

¿Estamos preparados para las Redes de Siguiente Generación?

Conexión a las telecomunicaciones a cualquier hora, en cualquier lugar,con cualquier equipo y para cualquiera, es la promesa de las Redes deSiguiente Generación (RSG). En México ¿estamos preparados opreparándonos para las RSG?

Las RSG son fruto de la evolución yconvergencia tecnológica. Las redes de telecomunicaciones tradicionalesprestaban un solo servicio (p. ej., telefonía). Las RSG posibilitanconvertirse en una red global multiservicios, gracias en gran medida ala utilización de la tecnología de Protocolo de Internet y laconmutación por paquetes que hacen un uso más eficiente de lainfraestructura de telecomunicaciones. Lo anterior se debe a que alestablecerse una comunicación, la información transmitida se fragmentaen unidades más pequeñas (paquetes) que pueden tomar diferentes rutaspara que, cuando lleguen a su destino final, se junten nuevamente y deesta manera el usuario final reciba la comunicación tal como fueenviada. Un ejemplo es la voz por Internet (VoIP), que es un serviciobasado en RSG, aun cuando las RSG tienen capacidad para soportar otrosservicios y aplicaciones.

La arquitectura de las redestradicionales integra a las redes de transporte con los servicios,mientras que la RSG las separa en distintas capas (acceso, transporte,servicios y control), lo que abre la posibilidad para nuevosprestadores de servicios en cada capa. Adicionalmente, en las redestradicionales la inteligencia estaba en las redes y los equiposterminales eran pasivos; en las RSG los equipos terminales comparten lainteligencia de la red y pueden tomar decisiones de, por ejemplo, quéfrecuencia está libre para utilizarla como los software defined radios.

Lasredes tradicionales aún tienen ciertas ventajas sobre las RSG. Enmateria de seguridad, se requiere en ciertas ocasiones y cumpliendo conlas formalidades respectivas (p. ej., orden judicial), que seintervengan o intercepten legalmente comunicaciones. Los servicios queutilizan RSG permiten que el usuario encripte información que impide odificulta el que se intercepte, a diferencia de las redes tradicionalesque permiten la intervención de comunicaciones. Asimismo, algunascomunicaciones por medio de RSG no cruzan las instalaciones de la reddel proveedor de servicios, imposibilitando que éste intercepteinformación. Por lo que hace a las emergencias, en las redestradicionales es posible la localización geográfica del usuario. En lasRSG que pretenden ser ubicuas aún no hacen posible eso mismo.

LasRSG imponen retos técnicos, económicos y jurídicos significativos.Técnicamente se requiere de la estandarización de equipos, de laadopción de arquitectura abierta de los equipos y sistemas de las RSG,debiendo la Comisión Federal de Telecomunicaciones poder hacer efectivala interconexión. En el ámbito económico, se estima que las RSGreducirán las barreras de entrada al mercado. Sin embargo, ello noimplica que se elimine el poder de los operadores históricos, nitampoco que las fuentes de poder anticompetitivo se eliminen. Por elcontrario, las RSG probablemente generarán nuevos agentes con podersustancial en el mercado. La política de competencia deberá considerarlos cambios en el poder de los agentes del mercado y cuáles serán lasnuevas áreas que requerirán atención de la Comisión Federal deCompetencia.

El aspecto jurídico deberá eliminar la complejidadde la regulación por servicio específico para dar lugar a unaregulación única independientemente del servicio final. Asimismo, lasRSG requerirán de nuevas disposiciones de protección al consumidor y deprivacidad de datos personales. Finalmente, el marco jurídico tendráque reflejar la eliminación de fronteras producto de las RSG, toda vezque el proveedor de los servicios puede estar ubicado en un paísdistinto de aquél en el que se está prestando el servicio al usuariofinal. En las iniciativas de Ley de Medios del Congreso de la Unión,¿se estará legislando para el pasado o de frente al futuro?

Fuente: El Financiero, Clara Luz Álvarez, México  

Opinión