EU: adiós a las ciudades Wi-Fi

Por Mundo Contact | 25 septiembre 2007 | Web

San Francisco y Chicago acaban de detener bruscamente sus proyectos de Wi-Fi municipales tras la decisión del proveedor de internet EarthLink -el principal en varias ciudades- de reestructurarse drásticamente suprimiendo casi la mitad de sus empleados

WASHINGTON.- Las grandes ciudades estadounidenses anularon o redujeron sus ambiciosos proyectos de instalar redes de conexión inalámbrica Wi-Fi prácticamente gratuitas para todos los ciudadanos, en virtud de los costos, que serían superiores a lo previsto.

San Francisco y Chicago acaban de detener bruscamente sus proyectos de Wi-Fi municipales tras la decisión del proveedor de internet EarthLink -el principal en varias ciudades- de reestructurarse drásticamente suprimiendo casi la mitad de sus empleados.

Ante la multiplicación de ofertas de bajo precio, EarthLink sufrió una caída del número de suscriptores de su servicio y se hundió en los números rojos. Finalmente decidió, en agosto, suprimir 900 empleos y conservar sólo 1,000.

Muchos alcaldes estadounidenses habían presagiado que Wi-Fi—por Wireless-Fidelity, una tecnología inalámbrica de conexión a la red—era la forma de ofrecer internet a todos sus ciudadanos, en particular a los más desfavorecidos.

Pero con la reducción de precios de las suscripciones comerciales a Internet, cada vez menos personas se interesan en esta aún nueva tecnología, que además es costosa, puesto que requiere numerosas repetidoras para cubrir toda una ciudad.

“Algunos pensaban que muchísima gente se apresuraría a utilizar con su portátil” estas redes. “Pero el Wi-Fi no penetra bien en el interior de los edificios y está confinado sobre todo a hoteles, aeropuertos y cafés”, señaló Daryl Schoolar, analista de la consultora In-Stat.

MiniWireless, que monitorea proyectos municipales, contabilizó 400 ciudades que preparan o ya instalaron una red Wi-Fi. Pero pocas están en servicio y la mayoría de ellas se reserva para uso de la policía o servicios urgentes.

“El problema es encontrar un modelo económico que funcione”, comentó Stan Schatt, analista de ABI Research.

En San Francisco, Google se preparaba con EarthLink a apoyar un proyecto de Wi-Fi público y gratuito, pero la ciudad no logró llegar a un acuerdo con la compañía antes de que anunciara su reestructuración.
Por otra parte, funcionarios de la ciudad de Chicago anunciaron el 31 de agosto que “evaluarían de nuevo” el proyecto, a falta de un plan aceptable para las finanzas de la urbe.

Aunque Filadelfia, punta de lanza, en el tema, instaló una red que cubre casi la mitad de la ciudad. La asociación sin fines de lucro Wireless Philadelphia proveyó computadoras a unas 300 personas de bajos ingresos y Wi-Fi por casi 10 dólares mensuales. Muchos parques ofrecen acceso gratuito y se prevé ofrecer acceso ilimitado en toda la ciudad por casi 20 dólares mensuales.

Earthlink, por su parte, precisó que mantendría su compromiso con la ciudad de Filadelfia, pero no aceptaría ningún nuevo proyecto basado en el “antiguo modelo económico”, según el cual la compañía financia la puesta a punto de la red y a continuación conquista a la clientela, explicó a analistas Rolla Huff, presidente de EarthLink.

Fuente: El Economista, México