Inicio Tecnología 2017 Expansión de Axtel consolidaría al mercado

Expansión de Axtel consolidaría al mercado

De concretarse la adquisición de Avantel o Alestra por parte de Axtel, la transacción será parte de un proceso de consolidación que se advierte en la industria mexicana de telecomunicaciones: este caso sería el único en el que una empresa de telefonía fija adquiera a otra fija. Sin embargo, José Chimal, vocero oficial de Alestra, advirtió que “ es solo una especulación” el anuncio realizado por Tomás Milmo, Presidente de Axtel, a analistas, en relación con su interés de comprar a Alestra o Avantel o a ambas; fuentes de Avantel se limitaron a observar que “ya somos inmunes a este tipo de rumores”. 

Sin embargo, reconocidos expertos en telecomunicaciones, como Ernesto Piedras, consultor de Competitive Intelligence Unit y Hugo Riveroll, presidente de Telecom&Strategic Marketing Consultans, coincidieron en que la consolidación conformará empresas más robustas. Axtel registra un crecimiento importante como empresa del servicio local, pero carece de una red de acceso para larga distancia, misma que sí tienen Alestra y Avantel, lo que le permitiría la configuración de un importante back-bone. Adicionalmente, según los expertos, Axtel cuenta con las frecuencias de espectro radio eléctrico en la banda de los 3.5 MHrtz, lo que le abre el paso hacia Wi-Max. Axtel tiene además una excelente administración y de lograr una adquisición se posicionaría para levantar las cantidades esperadas en su próxima colocación. 

Sin embargo, Ernesto Piedras observo que, sin duda, como en todas las adquisiciones, el precio es el factor determinante, ya que, por ejemplo, Avantel es una empresa que ha invertido alrededor de 1,500 millones de dólares en el país, desde su creación, pero desafortunadamente ha perdido valor. Evaluación, pendiente. “El tratar de dar la cosmética de ser una empresa sobre protocolo de Internet, mediante NetVoice, es más por imagen, por que con 5,000 cliente a $500.00 mensuales, no recupera las pérdidas que ha generado la paulatina desaparición del mercado de larga distancia, además de que la eliminación de las tarifas de liquidación propicia que los ingresos internacionales hayan caído de manera importante”, dijo Piedras. Las tarifas de liquidación son aquellas que paga una empresa estadounidense para que otra ubicada en México, por ejemplo, termine en nuestro país el tráfico proveniente de aquella nación y viceversa. Esta tarifa llegó a ser de alrededor de 39 centavos de dólar y se estima que en la actualidad oscila de entre 2 o 3 centavos de dólar. 

Riveroll observó que todavía será necesario evaluar el impacto que tendrá sobre el servicio de larga distancia la puesta en marcha de la ampliación al ámbito nacional del sistema celular “El que llama paga”. Sin embargo, Avantel cuenta con una red de ocho mil kilómetros de fibra óptica y Alestra tiene cinco mil kilómetros, según Riveroll. Sin embargo, dijo que Alestra ha logrado un impulso muy importante. Riveroll observó que aun no hay definiciones de los nuevos dueños de AT&T respecto a Alestra, ya que AT&T Corp. Fue adquirida por SBC y adopto el nombre de AT&T Inc. Además, existe el componente adicional de que Alestra tiene un contrato por tiempo limitado para el uso de la marca AT&T. Alestra es propiedad de AT&T (hasta antes de ser adquirida por SBC) en un 49% y de Onexa en un 51%. Onexa esta conformada por BBVA Bancomer y Grupo Alfa. Riveroll consideró, por otro lado, que si bien Avantel no ha revelado sus cifras, Alestra ha anunciado inversiones por 50 millones de dólares en los últimos dos años, cantidad insuficiente para desplegar redes de acceso local. 

Avantel y Alestra también cuentan con concesiones para el servicio local. Ambos expertos coincidieron en que de concretarse alguna de las adquisiciones por parte de Axtel, el gran ganador sería la industria mexicana de telecomunicaciones, al comenzar a conformarse empresas más robustas. Piedras previó que el caso Axtel será el único en dónde una empresa de servicios fijos compré a otra telefónica fija. 

El Financiero, Negocios, diciembre 2005, Por José de Jesús Guadarrama H.

Opinión