Extranjeros desairan licitación de espectro

Por Mundo Contact | 18 febrero 2010 | Tecnología

El mercado mexicano no fue lo suficientemente atractivo para operadores de telefonía móvil extranjeros que no tienen presencia en este mercado, en el cual una sola firma tiene más de 70% de las líneas móviles

La licitación de las bandas 1.7 y 1.9 Gigahertz (Ghz) para servicios de telefonía móvil y banda ancha no generó interés entre operadores extranjeros sin presencia en México, dada la alta concentración del mercado, los elevados costos para el despliegue de red y la adquisición de clientes.

Para el analista de la firma Frost & Sullivan, José Manuel Mercado, ‘el mercado mexicano no fue lo suficientemente atractivo para operadores de telefonía móvil extranjeros que no tienen presencia en este mercado, en el cual una sola firma tiene más de 70% de las líneas móviles’.

Un inhibidor más, dijo, es el tiempo que tardaría una empresa en conocer a fondo los hábitos de consumo en términos de planes de servicios competitivos y tarifas en este mercado, lo cual retrasaría su retorno de inversión.

Expuso que si bien ninguna firma extranjera expresó interés por esta licitación, la de origen alemán T-Mobile pudo ser participante dada su fuerte presencia en el mercado de Estados Unidos, pero no le fue atractivo.

“Se llegó a hablar del posible interés por parte de la firma británica Vodafone, sin embargo, se descartó porque su foco de mercado se encuentra en Chile y Brasil; y en el caso de China Mobile, el mercado mexicano no entró en sus planes para despliegue de servicios de Tercera Generación (3G)”, añadió.

José Otero, especialista en telecomunicaciones de la firma Signals Telecom, coincidió en que la situación competitiva para un nuevo operador en México es sumamente difícil, con más de 100 millones de habitantes y más de 78 millones de usuarios móviles, lo cual hace que el costo de adquisición de clientes sea alto.

Señaló que el despliegue de una red para servicios móviles en México puede implicar una inversión superior a los mil millones de dólares.

“Si el espectro adquirido es para servicios de 3G es considerable el incremento en el costo, pues si la banda es más alta, se requiere instalar más torres, antenas y estaciones base para tener la misma cobertura que los otros operadores”, argumentó.

De acuerdo con la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel), entre las firmas que acreditaron su capacidad técnica y financiera para participar en el proceso de licitación se encuentran siete grupos que ya tienen presencia en el mercado doméstico.

De las 17 empresas que presentaron la documentación, 11 forman parte de Grupo Salinas como Comunicaciones Celulares de Occidente, Iusacell Inalámbrica, Iusacell PCS de México, Operadora Unefon y Portatel del Sureste, Sistemas Telefónicos Portátiles Celulares, Telecomunicaciones del Golfo, SOS de Telecomunicaciones, Elektra del Milenio, Iusacell PCS y TV Azteca Comercializadora.

El otro grupo es Inversionistas Nextel-Televisa, Pegaso Comunicaciones y Sistemas (Telefónica de México), Radiomóvil Dipsa (Telcel), Avantel Infraestructura (Axtel), VDT Comunicaciones y el séptimo Megacable.

Fuente: El Universal, México