Inicio Tecnología 2017 Fon suma a Time Warner Cable a su red Wi-Fi

Fon suma a Time Warner Cable a su red Wi-Fi

La empresa del argentino Varsavsky firmó un importante acuerdo para ampliar su comunidad de acceso inalámbrico a Internet en Estados Unidos

La empresa Fon llegó a un acuerdo con la división de servicios por cable del grupo Time Warner en Estados Unidos para que los suscriptores de banda ancha formen parte de la red inalámbrica de acceso web que propone el argentino Martín Varsavsky.

Según se publica en el blog oficial de Fon, el acuerdo permitirá a los más de 6 millones de suscriptores de banda ancha de Time Warner Cable sumarse a la comunidad de Fon y crear nuevos puntos de acceso a Internet a través de las conexiones de banda ancha de sus casas y oficinas.

Se trata de uno de los mayores acuerdos firmados por la empresa de Varsavsky que, con cerca de 60.000 usuarios, asegura ser la red Wi-Fi más grande Estados Unidos.

Desde 1995 en adelante

Fon fue fundada en España en 1995, bajo la premisa de que los clientes no deberían pagar dos veces -una vez en su hogar y luego en una cafetería- por el acceso a Internet.

Al principio, la empresa ofreció un software que permitía a sus miembros, llamados Foneros , acceder a la Red a través de puntos compartidos, aunque demoraba horas obtener la conexión.

A fines del 2006, Fon, entre cuyos inversionistas figuran eBay y Google, comenzó a vender y en ocasiones a regalar un router especial, denominado La Fonema para garantizar la expansión de su comunidad. Desde entonces, ha distribuido unos 370.000 a nivel mundial.

Entre algunos de los aplicativos, la iniciativa de Fon es permitir a personas que no están suscriptas al servicio registrarse en una página web para tener 24 horas de acceso a Internet por un pago de dos o tres dólares.

En Estados Unidos eso es un gran ahorro, pues cuesta 10 dólares por día usar el servicio en sitios como la cadena de cafeterías Starbucks.

Joanna Rees, presidenta de Fon USA, dijo que esas tarifas en cafeterías, aeropuertos y hoteles son demasiado altas para personas que simplemente desean revisar su correo electrónico, hacer una llamada telefónica a través de la computadora, o utilizar un videojuego.

Fuente: La Nación, Argentina

Opinión