Inicio Tecnología 2017 Actualidad 2017 Futurecom presenta en Brasil el impacto del cambio tecnológico

Futurecom presenta en Brasil el impacto del cambio tecnológico

Un bisturí con radar, un casco de obra que obliga a cumplir todas las medidas de seguridad, reconocimiento facial para realizar un pago y drones que fumigan, son algunas de las innovaciones que trae Futurecom 2017, una de las mayores ferias del sector en Latinoamérica que se celebra estos días en Sao Paulo.

Sin grandes revoluciones en su agenda, Futurecom presenta hasta este jueves en la mayor ciudad de Brasil cambios en el ámbito de las telecomunicaciones que en pocos años formarán parte de la vida cotidiana.

El trepidante ritmo tecnológico al que cabalgan las sociedades contemporáneas abarca ya prácticamente todas las actividades económicas sin excepción, también el campo y la industria.

Rafaela Mancilha, arquitecta de internet de las cosas en Logicalis, muestra a Efe un dron equipado con una cámara térmica capaz de cartografiar una plantación y avisar de “alteraciones” en su suelo, del “crecimiento del cultivo”, así como de posibles plagas aún no detectadas por el ojo humano.

“Ese dron trae una imagen que tratamos en nuestra plataforma, que hace todos los análisis y obtenemos una información” para actuar sobre el terreno, explica.

Los datos pueden ser insertados en un dron fumigador con capacidad para pulverizar solo en el lugar indicado sin afectar a otras áreas del cultivo.

Los drones son tendencia, pues Vivo, marca comercial de Telefónica Brasil, y Ericsson conectaron y operaron por primera vez uno de estos aparatos a través de una red móvil usando un tarjeta SIM.

El obrero industrial también va a verse beneficiado por la tecnología al incorporar en su casco lo que a simple vista parece una pegatina, pero que en realidad contiene toda una serie de medidas de seguridad que tendrá que cumplir como requisito para ponerse a trabajar.

Los denominados “TAG de RFID” desarrollados por T-Systems, filial de Deutsche Telekom, están conectados con un sistema que comunica al trabajador los instrumentos que necesita para realizar una tarea.

La plataforma obligará al operario, por ejemplo, a ponerse gafas y auriculares de protección y, tras verificar si está capacitado para hacer esa labor, liberará la operación.

“Si un trabajador no está autorizado a manipular una máquina (…) la máquina no se encenderá. Esto consigue garantizar varios procesos, la calidad y la seguridad de todos los empleados”, dijo a Efe Luiz Carlos Coelho, gerente de soluciones de Tecnología de Información de T-Systems Brasil.

En el área de salud, hay avances en la depuración de los análisis de sangre, cuyos resultados se conocerán de manera instantánea, en el monitoreo a distancia de las constantes vitales del paciente, así como en los instrumentos de quirófano.

“Los hospitales pierden mucho en equipamiento y tienen costes de esterilización para los utensilios de cirugía, por ejemplo, muy altos”, para lo que, junto con un socio, desarrollaron un dispositivo minúsculo acoplado a la propia herramienta, señaló a Efe Lucas Pinz, director de Tecnología de Logicalis.

El objetivo es que algo tan inocente como una gasa o unas pinzas nunca más se olviden en el interior de un cuerpo recién operado, ya que este mecanismo permitirá su seguimiento y comunicará si fue usado durante la intervención o no.

Quizá el avance más próximo en aterrizar al día a día será el uso del reconocimiento facial como contraseña para realizar actividades de lo más variopintas, desde hacer el registro en el aeropuerto hasta autorizar el pago de una compra.

El consumidor “es reconocido en una tienda y a partir de su experiencia de compra (anterior) se le ofrecen una serie de productos”, que puede seleccionar desde una gran pantalla, puntualiza Cristiano Blanez, gerente de Soluciones Públicas de NEC Latinoamérica.

El pago también se haría por medio del reconocimiento facial con tan solo posicionarse delante de la pantalla. “La persona puede realizar una compra sin ninguna interacción con un trabajador”, sostiene Blanez.

Pero hay más porque incluso el sistema de reconocimiento facial es una herramienta idónea para las autoridades de Seguridad Pública ya que permite identificar en la misma calle a personas en busca y captura o desaparecidas.

Nada ni nadie se escapa de la revolución tecnológica.

EFE

Opinión