Inicio Web Google evadirá la censura en China vía Hong Kong

Google evadirá la censura en China vía Hong Kong

4

Google Inc.  comenzará a trasladar el tráfico de su sitio de búsquedas en China a servidores fuera del territorio continental mientras que mantendrá otras operaciones dentro del país, anunció este lunes.

Los usuarios de internet que intentan acceder a google.cn son redirigidos al sitio de Google de Hong Kong, Google.hk. La medida es un intento de equilibrar su oposición a la censura con su deseo de ganar dinero en un mercado de internet que se expande en forma explosiva.

El anuncio resuelve una controversia de dos meses y medio entre el gobierno del país más poblado del mundo y la más poderosa compañía de internet.

Se creía que Google Inc. haría oficial su salida total de China, a partir de fuentes consultadas por el China Business News y The Financial Times, pero finalmente el gigante de internet optó por retirar sólo sus servidores del territorio chino.

Transcurridos dos meses desde que la empresa dijera que no iba a tolerar más las normas de censura de Pekín incluso aunque eso supusiera cerrar la web google.cn, algunos usuarios de internet y periódicos estatales chinos animaron a la compañía a retirarse.

El brote de comentarios de chinos enojados sugirió que, pese a la amplia popularidad entre los chinos con mayor educación, el Gobierno está dirigiendo a los medios y webs estatales a meter a la compañía en el mismo saco de otras recientes disputas con Washington que han exacerbado el rencor nacionalista en China.

“Váyanse de una maldita vez”, escribió un usuario en la web del periódico nacionalista Global Times, haciéndose eco de lo pedido por otros lectores.

“¡Jajaja, voy a comprar fuegos artificiales para celebrarlo!”, escribió otro, adelantándose a la posibilidad de que la compañía confirme su salida del mercado de las búsquedas online.

Joseph Cheng, profesor de ciencias políticas de la City University de Hong Kong, dijo que el Partido Comunista gobernante estaba usando el nacionalismo para sofocar el debate sobre la censura.

“Las críticas a exportaciones culturales, o el imperialismo cultural, es un tipo de defensa para justificar el control de la censura por parte de las autoridades chinas”, dijo Cheng.

“Al tratar con el Gobierno estadounidense, las autoridades chinas intentarán enfatizar que se trata sólo de una disputa comercial y que no tiene nada que ver con las relaciones sino-estadounidenses”, añadió.

Con viento fresco

Un editorial del Global Times citó sondeos online donde 80% de los encuestados afirmaban que no les importaba la salida de Google de China, el mayor mercado de internet del mundo, con unos 384 millones de usuarios.

Lo ocurrido puso de manifiesto la necesidad del país por desarrollar su propia tecnología y no depender de extranjeros, dijo el editorial.

“Ésta es una competición de tecnología avanzada, y también una competición para apoyar la soberanía del Estado”, escribió.

Algunos blogueros fueron un paso más allá y acusaron a Google de conspirar con los servicios secretos estadounidenses.

“Se sabe que Google está muy ligado a la CIA”, escribió “Xiaogui” en el popular portal sina.com.cn. “Aprovechen esta oportunidad para irse ahora, espías”.

Este caso ha ido más allá de la censura y la piratería y se ha convertido en el nudo de las relaciones entre ambos países, ya tensas por Taiwán, Tíbet y el valor de la divisa china.

Estados Unidos está estudiando si puede presentar una demanda legal sobre las restricciones chinas a internet, dijo recientemente un alto funcionario comercial estadounidense.

Un comentario publicado el fin de semana en la agencia oficial de noticias de China Xinhua acusó a Google de tener una agenda política “acusando sin motivos al Gobierno chino” de apoyar ataques piratas e intentando exportar su propia cultura, valores e ideas.

Fuente: El Economista, México
 

Opinión