Google podría estar acercándose al fin de su edad de oro: analistas

Por Mundo Contact | 27 febrero 2008 | Web

Ni Microsoft ni Yahoo! quieren ser el primero en ceder ante la oferta de compra del gigante del software sobre el portal de Internet, valorada en 41.700 millones de dólares, pero mientras este tira y afloja continúa, su archirrival Google, la razón de la hipotética fusión, es el más beneficiado.

La situación no ha avanzado mucho desde que Microsoft ofreció comprar a Yahoo! el 1 de febrero, una propuesta rechazada por el directorio de la firma de Internet por considerar que subvaluaba a la empresa, pero Microsoft sigue insistiendo.

Un rival digno de Google

La unión de sus dos grandes rivales en Internet podría afectar al dominio de Google sobre las búsquedas y la publicidad online, pero una complicada batalla de adquisición, seguida por una difícil integración, podría darle a Google tiempo de sobra para aprovechar su ventaja.

“Cuanto más dure la incertidumbre, mayor ventaja tiene Google en la publicidad online”, comentó el analista de RBC Capital Jordan Rohan.

Después de un mes no se ve una solución rápida, y aunque lograra cerrar un trato, Microsoft no sólo tendría que fusionar dos sistemas informáticos y de publicidad muy diferentes, sino también evitar un éxodo de los trabajadores de Yahoo! a otras empresas del sector.

El fabricante de software espera cerrar la operación en la segunda mitad del 2008, pero la analista Marianne Wolk, de susquehanna Financial Group, señaló que alcanzar un acuerdo podría tomar hasta principios del 2009, de modo que Google no se enfrentaría a un adversario fortalecido hasta el 2010.

La unión de ambas empresas, sin embargo, se convertiría en una “fuerza considerable” en el mercado después de un tiempo, según esta analista, aunque tendrían que resolver el solapamiento de gran parte de sus trabajos de investigación y desarrollo y hacerle frente a Google, que según Wolk gasta tanto en este departamento como las dos empresas juntas.

¿Google en decadencia?

Mientras, Google se enfrenta a sus propios retos. Dos analistas de Wall Street, UBS y BMO Capital, redujeron el martes los precios objetivos de las acciones de Google, citando un informe de comScore que mostraba un declive en la publicidad servida por la empresa en enero, a pesar de un aumento de las búsquedas en el mismo período.

Algunos analistas interpretaron esto como el principio del fin del periodo de extraordinario crecimiento de los ingresos por publicidad del grupo de Internet.

El número de internautas que “cliquearon” sobre anuncios de pago durante búsquedas en internet mediante Google bajó en enero 0,3%, según el gabinete Comscore, cuyos estudios son referencia en el sector de Internet.

En diciembre esta cifra se encontraba 13% al alza, e incluso de 25% sobre el conjunto del cuarto trimestre de 2007.

Para el líder indiscutible de los motores de búsqueda en la red y de la publicidad en línea, esta brutal desaceleración contrasta con el alza de 15% registrada por su sucesor Yahoo!. Microsoft, tercero en competición, acusó una baja de 9%.

La casa de corretaje William Bair & Company juzgó “perturbadores” estos datos.

El estudio de Comscore, publicado antes del cierre de la bolsa de Nueva York el lunes, hizo cerrar la acción de Google a la baja de 4%. La caída continuó el martes llegando hasta 7% en sesión. Google cerró al final en descenso de 4,57% a 464,19 dólares, lo que lleva la caída de la acción a más de 32% desde el inicio del año.

Este desempeño es inhabitual para Google, que acostumbró al mercado a superar topes históricos, desde los 100 dólares de su primer día en bolsa, agosto de 2004, hasta traspasar el umbral de los 600 y 700 dólares en el mes de octubre de 2007.

“Eso significa que las estimaciones de Wall Street podrían tener que ser revisadas a la baja si la tendencia de enero persiste”, apuntan los analistas de Jefferies.

“El problema, es que Google está valorado por su fuerte crecimiento año tras año, que permitió mantener la acción en un nivel elevado”, explica Rob Enderle, del gabinete Jefferies, consultado por la AFP. “Toda reducción de la tasa de crecimiento tendrá un efecto catastrófico”, pronostica el analista, aunque señala que era difícil extrapolar a partir de una cifra mensual.

Otros analistas relativizan el estudio de Comscore.

“Los inversores dan mucho peso a las cifras presentadas por Comscore dadas las preocupaciones actuales sobre una recesión en Estados Unidos, sabiendo que Google no libra previsiones y que existen pocos barómetros en el trimestre en curso sobre el tráfico de internet”, estima una nota de analistas de la firma Thomas Wiesel Partners.

“El miedo de los inversores es desmesurado”, añade Jordan Rohan de RBC Capital Markets. “Mientras que el mercado se focaliza únicamente en los volúmenes, la mejora de los ingresos producida por las búsquedas podría compensar la baja de volumen”.

“La baja de los clics de pago refleja sin duda la decisión de Google de mejorar la calidad de su red”, sus sitios y los de sus socios, agrupados particularmente bajo el servicio AdSense, completa Marianne Wolk, analista de Susquehanna.

“Google elimina progresivamente de su red los ‘clics basura'”, explica la analista, que son los anuncios poco rentables y los clics accidentales sobre anuncios colocados demasiado cerca de un palabra en hipervínculo.

Fuente: El Mercurio, Chile