Inicio Tecnología 2017 Guerra entre telefónicas afecta al usuario

Guerra entre telefónicas afecta al usuario

Iusacell y Unefón presentaron denuncias ante la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) en contra de Alestra, Avantel y Maxcom, al argumentar que estas empresas cometen fraudes en perjuicio de los usuarios de telefonía celular y de las empresas proveedoras de estos servicios a través de sus tarjetas prepagadas de Larga Distancia (Calling Cards).

Después de realizar diversas pruebas y actuaciones certificadas ante fedatario público, la autoridad ha detectado que las empresas de larga distancia permiten terminar llamadas a celulares originadas dentro de una misma área local, sin marcar el prefijo 044.

Lo anterior ocasiona perjuicios a los usuarios móviles ya que se les cobran cargos indebidos por tarifas de Larga Distancia y las empresas celulares no reciben los ingresos por concepto de tarifas de interconexión.

Mediante la interposición de las denuncias, Iusacell y Unefon solicitan a la Cofetel el inicio del procedimiento de revocación de los títulos de concesión de dichas empresas.

A su vez, se encuentran evaluando la posibilidad de presentar denuncias por la vía penal, así como solicitar la intervención de la Comisión de Telecomunicaciones de la Cámara de Diputados.

Sin embargo, de acuerdo con Axtel, Avantel y Alestra, a raíz de la entrada en vigor de El que llama paga nacional, algunas empresas de telefonía celular introdujeron mecanismos que impiden completar las llamadas provenientes de usuarios de líneas fijas, mientras que otras introdujeron grabaciones que, “bajo el pretexto de solicitar el consentimiento del receptor de la llamada, han desalentado el tráfico entre líneas fijas y celulares”.

Fuente: El Economista, Claudia Juárez 

Opinión