Hacia la estandarización global de Open XML

Por Mundo Contact | 22 febrero 2008 | Tecnología

Microsoft impulsa un formato estándar abierto para trabajar con documentos electrónicos de otras marcas. Un foro en suiza decidirá su aceptación oficial global

Cuando se habla de estándares muchos ignoran que existe un largo proceso para establecerlos, y el software no escapa. Hace tan sólo unos meses, para ser precisos en septiembre del año pasado, Microsoft impulsó el Office Open XML ante la Organización Internacional para la Estandarización (ISO, por sus siglas en inglés), tras haber logrado el 7 de diciembre de 2006 el estándar de la European Computers Manufacturers Association con la denominación ECMA-376.

La ISO es una organización con sede en Ginebra, Suiza, y es la encargada de promover el desarrollo de normas internacionales de fabricación, comercio y comunicación para todas las ramas industriales con excepción de la eléctrica y la electrónica, e involucra una red de los institutos de normas nacionales de 157 países, incluido México, por medio de la Dirección General de Normas, unidad dependiente de la Secretaría de Economía.

La votación del DIS 29500 (nombre oficial de Open XML en ISO) el día 4 de septiembre de 2007 no fue favorable para el gigante del software, logrando tan solo 53% de los votos, cuando se necesitaba más de un 66% para obtener así el consenso requerido por ISO, pero existe un aire de esperanza en la última semana de febrero del 2008 dentro del encuentro denominado Ballot Resolution Meeting, en Ginebra, Suiza, donde se establecerá la votación final y en donde cada país enviará comités técnicos para exponer comentarios y hacer votaciones sobre el estándar Open XML.

“El hecho de que Open XML se estandarice significa por un lado una apertura por parte del proveedor, en este caso Microsoft, y del otro lado tenemos la facilidad de adoptarla en empresas que tienen que regirse por estándares, por ejemplo el gobierno”, expone al diario El Universal Armando Espinosa, representante del Instituto Latinoamericano de la Calidad (INLAC).

Espinosa señala que para el usuario final la adopción va a hacer transparente: “Él no se va a dar cuenta de manera inmediata hasta que empiecen a existir aplicaciones que lo obliguen a tener acceso a este tipo de documentos, llegará el momento en que no hayan documentos Office, sino muchas versiones”.

Asegura que el impacto empresarial depende mucho de la accesibilidad del software para poder leer los archivos, si existe un programa para poder leer cualquier documento el mercado lo irá adoptando.

Al cuestionársele sobre si México debía votar a favor o en contra por la aprobación del estándar en Ginebra, el directivo del INLAC dijo que “hemos estado utilizando estándares de facto con Office, y se había adoptado en gobiernos y en empresas por comodidad, ahora se abre la oportunidad de que esto se establezca como estándar oficial, que a mi parecer beneficiaría a todos porque se obtendría una regulación y nuevos productos con este estándar”.

Armando Espinosa asevera que de no aprobarse la norma que colocará a Open XML como estándar, simplemente no pasaría nada: “El producto se va utilizar si conviene o no a las necesidades. A lo mejor la falta del establecimiento de la norma frene la adopción dentro de gobiernos o empresas que tienen que regirse por estándares, pero la comunidad no dejaría de utilizarlo”.

Importancia de Open XML

OpenXML es un formato de documento electrónico creado y desarrollado por Microsoft, basado en XML y de estándar abierto, lo que se traduce en poder ser generado, abierto y editado en aplicaciones que no necesariamente sean propietarias.

En la visión de sus promotores, Open XML presenta ventajas para programadores y usuarios finales al poder tener aplicaciones con información transparente, independiente de plataforma, con la ventaja de tener completa compatibilidad con otros documentos Office generados en diversas versiones.

El principal exponente de esta nueva generación de documentos es la suite Microsoft Office 2007, que de forma nativa guarda todos los documentos generados en esta suite en el nuevo formato, y que se pueden identificar por la “x” agregada a las extensiones de sus programas principales. Es así que los documentos de hoja de cálculo son ahora .xlsx, las presentaciones .pptx y lo documentos .docx.

Otros programas que hoy dan soporte a OpenXML son OpenOffice Novell Edition, proyecto Gnumeric, Neo-Office y PalmOS (Dataviz), además de WordPerfect 2007, sin olvidar números desarrollos como OpenXML Writer 1.2, OpenXML Compressor o algunos aún más ambiciosos como OpenXML/ODF Translator Add-in for Office.

Fuente: El Universal, México