Hay 15 millones de celulares sin crédito constante en México

Por Mundo Contact | 9 marzo 2009 | Tecnología

Sólo se usan para recibir llamadasEmpresas de telefonía descartan pérdidasCompensan ingresos con tarifas de interconexión

Alrededor de 15 por ciento del total de teléfonos celulares que existen en México se utilizan únicamente para recibir llamadas, lo que significa casi 12 millones de aparatos, de acuerdo con estimaciones de especialistas y empresas del sector de telecomunicaciones.

Esta tendencia, advirtieron los expertos, va en aumento debido a la crisis económica global que repercute negativamente en la economía de los hogares.

En México hay 79 millones de teléfonos móviles, de los cuales 97 por ciento manejan el esquema de prepago -tarjetas-, dadas las condiciones de ingreso de la población, así como los niveles tarifarios de los operadores, indicaron.

“El porcentaje de celulares que no tienen tráfico de salida está creciendo debido a la crisis, y es aproximadamente entre 13 y 15 por ciento del total de aparatos celulares”, expuso Fernando Butler, especialista de la industria.

Detalló que esta tendencia de consumo es común cuando hay una saturación de mercado, o bien, frente a un problema de crisis que afecta la economía de los usuarios.

El gran éxito y el potencial de cobertura que tuvieron los celulares, destacó Butler, fue precisamente a través de la introducción de los esquemas de prepago, que pasaron de ser 20 por ciento de las unidades en los años noventa, a 97 por ciento en 2008.

No obstante, consideró que las empresas no se verán muy afectadas por el menor volumen de llamadas salientes, ya que sus ingresos se podrían compensar por medio de las tarifas de interconexión.

Además, los operadores buscarán otras opciones para incentivar el mercado.

“A lo mejor el usuario no lo va a utilizar mucho (el teléfono) pero lo va a tener prendido, y a lo mejor no es el gran ARPU (ingresos medios por usuario), pero el volumen del mercado lo justifica”, explicó Butler.

Agregó que al tener el aparato encendido, el usuario genera ingresos ya sea por la tarifa de interconexión fija-móvil, si la llamada viene de un teléfono fijo; o por el ingreso del uso de tiempo aire, en el caso de que provenga de otro teléfono celular.

“Independientemente de que no tiene llamadas salientes, de todas formas el celular cuenta con un usuario que está generando tráfico y que está requiriendo del servicio”, aseguró.

Ramiro Tovar, especialista en telecomunicaciones del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), advirtió, por su parte, que aun con el menor número de llamadas salientes, los usuarios resentirán un mayor efecto dada la regulación de las tarifas.

Coincidió, sin embargo, en que aun cuando este tipo de consumo sí implica una merma en los ingresos de los operadores, éstos se apoyan en la tarifa que corresponde al origen de las llamadas.

“Fundamentalmente es con cargo a los ingresos por interconexión, sea de un teléfono fijo a uno móvil o entre móviles”, dijo.

Por otra parte, Fernando Butler manifestó que la crisis económica también provocará una migración de usuarios de telefonía fija hacia el uso único de teléfonos celulares.

“Una crisis económica como la actual, que rápidamente va a desplomar los ingresos o los va a reducir en términos reales de la población, va a acelerar la tasa a la cual el fijo está siendo sustituido por el celular, y va a aumentar el número de la población que va a desconectar su teléfono fijo”, consideró.

Fuente: El Financiero, México