Herramientas de desarrollo, el nuevo reto para Oracle

Por Mundo Contact | 25 septiembre 2007 | Tecnología

Mundialmente conocida por sus bases de datos, Oracle ha logrado también hacerse uno de los huecos más importantes en el mercado de aplicaciones. Ahora podría tocarle el turno a un nuevo segmento: ALM o Gestión del ciclo de vida de las aplicaciones.

Como uno de los primeros proveedores de software a escala mundial, Oracle se ha mantenido fiel en su apuesta por el software y los servicios, únicamente entrando en el apartado de hardware mediante acuerdos con partners de la industria.

Sin embargo, la compañía de Larry Ellison ha sabido diversificar su oferta para completar el tradicional negocio de bases de datos con otros igualmente lucrativos, como el segmento de las aplicaciones.

Ya fuera mediante desarrollos propios o a través de adquisiciones (siendo las más sonadas las de Siebel y PeopleSoft-JD Edwards), la firma californiana ha logrado alcanzar una de las primeras posiciones en este segmento, con especial énfasis en el entorno de soluciones ERP y CRM.

A su vez, todos estos diseños propios o integración de tecnologías se basan en un ‘middleware’ o software de infraestructura -Fusion-, que no sólo da consistencia a todas las soluciones, sino que además sirve de base para garantizar la evolución futura de los clientes hacia los nuevos conceptos de Business Intelligence, SOA o BPM (Business Process Management).

Ahora y como parte de todo este entramado, el fabricante podría sorprenderos con el anuncio de su entrada en un nuevo mercado: ALM (Application Lifecycle Management), compuesto principalmente por soluciones destinadas a facilitar el trabajo a los desarrolladores de software que internamente crean programas para sus empresas.

En concreto, Oracle pretende responder a una tendencia cada vez más asentada en el ámbito del software: todos los procesos de desarrollo requieren un esquema de gestión integral que cubra el ciclo de vida de las aplicaciones a diseñar, contemplando desde la formación de los equipos de trabajo hasta su posterior colaboración, testeo, cambios y lanzamiento de versiones.

Los diseñadores normalmente deben contar con un interfaz de usuario pensado para programar en Java o .Net, una lógica de negocio, un flujo de trabajo basado en procesos como BPEL (Business Process Execution Language) y el soporte de herramientas de la comunidad open source, sin olvidar los mecanismos de portal necesarios para colaborar on line y a distancia.

Una propuesta triple
En este sentido, y aunque todavía no se conocen los detalles, la aproximación de Oracle hacia el segmento ALM podría enfocarse en tres elementos principales. El primero sería la colaboración entre la cúpula directiva de una organización y el personal TI -en este caso diseñadores de software-, área en la que Oracle ya lanzó sus primeras soluciones para desarrollo sobre Java.

En segundo lugar, se trata de ofrecer herramientas específicas que cubran las fases de diseño, test, despliegue y gestión durante todo el ciclo de vida de estos desarrollos, siendo una suite de herramientas ‘plug and play’ e interoperable con una gran variedad de sistemas.

Esta aproximación se completa con la intención de integrar la experiencia de usuario desde el punto de vista del desarrollador con la gestión global del entorno TI; es decir, una mejor comunicación entre los programas de diseño con los de administración, simplificando operaciones como cambios de programación o el despliegue de parches.

Se trata así de fomentar una mejor comunicación en todo el proceso de diseño, prestando especial importancia a la colaboración entre ejecutivos de negocio y personal TI, sistemas heterogéneos y soluciones de gestión de infraestructura.

Repetir el éxito

Aunque la materialización de esta apuesta por el segmento ALM no quedará sellada hasta que Oracle lance las primeras herramientas de ayuda para desarrolladores -no conocemos cuándo sucederá-, la intención de la firma pasa por emplear la misma fórmula de éxito aplicada en el mercado de aplicaciones.

En este sentido, Oracle entró en el mercado de aplicaciones en el año 2001, partiendo de cero y con duros competidores como SAP, Siebel, Navision o PeopleSoft. “Cinco años y medio después”, como destacó el vicepresidente senior de desarrollo middleware en Oracle, Thomas Kurian, “conseguimos pasar de ningún ingreso a más de 1.000 millones de dólares facturados globalmente en 2006, a pesar de que IBM o BEA Systems consideraban que tenían bloqueada la base de clientes”.

Aunque una buena parte de la base instalada de Oracle en aplicaciones procede de adquisiciones como las de Siebel o PeopleSoft, la firma cuenta también con un importante crecimiento no orgánico, esto es, formado por nuevos usuarios.

Al cierre de su ejercicio 2006 (finalizado el 31 de mayo de este año), la filial ibérica de Oracle anunciaba resultados recórd en España, con una facturación de 184 millones de euros (14.400 millones de dólares ingresados a escala global). Ese crecimiento -cifrado en el 38 por ciento frente a 2005-, respondía a un aumento en la venta de licencias en el que las bases de datos crecían un 14 por ciento, el ‘middleware’ un 100 por ciento y las aplicaciones nada menos que el 178 por ciento.

Fuerte competencia

Pero aunque Oracle cuente con los fondos, el empuje y los medios suficientes para asegurar su entrada en el mercado ALM, deberá enfrentarse a duros competidores. Entre ellos figuran tres grandes nombres -IBM Rational, Microsoft y Borland Software-, y muchas otras empresas de nicho más pequeñas a las que Oracle deberá enfrentarse en los concursos de proveedores.

Entre estos fabricantes de nicho aparece uno especialmente -Telelogic-, que a finales de junio se veía sumido en una OPA lanzada por IBM para adquirir la totalidad de su capital por cerca de 565 millones de euros, tres veces superior a la facturación de Telelogic en 2006. Y aunque IBM (con su línea de soluciones Rational), y Telelogic son competidores en algunos segmentos del mercado ALM, también se complementan en otros.

Así, mientras Rational cuenta con una importante cuota de mercado en herramientas de desarrollo para la gestión de la configuración y cambios y en PLM (gestión del ciclo de vida de productos), Telelogic tiene una buena posición en la gestión de requisitos (con un 37 por ciento de cuota), por lo que, según destacaba entonces el director de Telelogic Ibérica, Niklas Lagerblad, “esta integración generaría el primer actor en soluciones ALM”.

No obstante, habrá que esperar para conocer con detalle la propuesta de Oracle en ALM, así como el plan de acción para hacerse un hueco en este mercado ascendente.

Fuente: Silicon News, España