Inicio Tecnología 2017 IBM adquiere la empresa de seguridad Q1 Labs

IBM adquiere la empresa de seguridad Q1 Labs

La compra y su software de monitoreo de eventos se integrará en la nueva división Security Systems del Gigante Azul

Buscando reforzar su división centrada en sistemas de seguridad, IBM anunció la compra de Q1 Labs sin revelar los detalles financieros del acuerdo.

Q1 Labs vende ‘security intelligence’ y software de monitoreo de eventos, y el software de la compañía proporcionará una plataforma para la nueva división IBM Security Systems que será dirigida por Brendan Hannigan, CEO de Q1.

Actualmente IBM monitorea un total de 12,000 millones de eventos de seguridad cada día para sus clientes, explica la compañía, que calcula que el mercado de servicios de seguridad empresarial podría generar más de 94 millones de dólares anuales. Las organizaciones se enfrentan  a tareas complicadas para asegurar sus propios sistemas, incluida la protección contra ataques de red, fraude y ataques de phishing, además del cumplimiento de normas.

El software de gestión de eventos y seguridad de la información (SIEM) de Q1 detecta las acciones de red y los sistemas a los que se enfrenta el usuario que están fuera de las políticas prescritas y de la conducta típica. Ese tipo de conductas indican posibles actividades maliciosas, como que un empleado se esté llevando información no autorizada.

Q1 Labs tiene más de 1,800 clientes en todo el mundo y se ha unido a varias compañías de infraestructura de red y compañías de software de seguridad, como Juniper Networks, Enterasys, McAfee o Foundry.

Además del software de Q1Labs, la nueva división Security Systems de IBM también se encargará de los productos de software de seguridad Tivoli, Rational e Information Management, además de los appliances, servicios e investigación de seguridad de la compañía.

Durante los últimos diez años IBM ha comprado más de diez empresas de seguridad. La última fue I2, una empresa de análisis de seguridad que IBM compró el pasado mes de agosto.

Fuente: ITespresso

Opinión