Inicio Tecnología Impaciencia por licitación del espectro radioeléctrico

Impaciencia por licitación del espectro radioeléctrico

1

Nuevo gravamen afectará a consumidores: Anatel

Los consumidores asumirán los costos que representará el pago del 3 por ciento del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), gravamen “dispar” ante el exhorto del presidente Felipe Calderón en septiembre pasado en el sentido de reformar el sector telecomunicaciones, dijo Gustavo Cantú, vicepresidente de la Asociación Nacional de Telecomunicaciones (Anatel).

El directivo agregó que los empresarios esperan y “están listos” para la licitación del espectro radioeléctrico, luego de que conocieron las bases del concurso.

Para Cantú es una contradicción del gobierno federal que en septiembre se anunciara un programa donde se hablaba de la importancia del desarrollo de las telecomunicaciones y en octubre se propusieran impuestos adicionales a esos servicios.

“Es un gravamen desafortunado, totalmente dispar con la política pública que el gobierno federal nos había vendido como inversionistas, y que sí va afectará los costos de los usuarios, ya que necesariamente se va a tener que transferir de una manera u otra”, comentó en entrevista.

“Nos falta esperar otras acciones que dijo (el presidente Felipe Calderón) que se iban a tomar, especialmente la licitación del espectro radioeléctrico. Esperamos que se haga lo antes posible, no entendemos por qué se sigue atrasando”, agregó el también vicepresidente de Nextel México. Aseguró que como nación el nuevo impuesto nos pone competitivamente en desventaja porque encarece el acceso al mercado, cuando el interés de las empresas es tener mayor inversión y competencia.

Una afectación que se esperase para el año 2010 será la reducción en el número de usuarios y la utilización de las redes.

“Esperamos que haya una contracción entre los usuarios del sistema”, precisó.

Uno de los beneficios de acelerar la licitación sería el lanzamiento de nuevos servicios y redes en el corto plazo, además de que sería una medida contracíclica en la actual crisis.

Fuente: El Financiero, México

Opinión