Inicio Tecnología 2017 Impide SCT plena convergencia: Cofetel

Impide SCT plena convergencia: Cofetel

El nuevo presidente de la Comisión Federal de Telecomunicaciones, Héctor Osuna Jaime, afirma que el Acuerdo de Convergencia impulsado desde la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) impide la plena convergencia de servicios, pues deja fuera la posibilidad que participen más operadores.

Entrevistado por El Economista, el representante de la Cofetel, muestra sus diferencias con la subsecretaria de Comunicaciones de la dependencia, encabezada por Jorge Álvarez Hoth, pues mientras que el funcionario rechaza una consulta pública para integrar el Comité Consultivo para el Acuerdo de Convergencia, Osuna asegura que su creación es inminente.

“El comité consultivo se formará para garantizar la transparencia y deben participar los interesados. Decir que no es necesario, es como hacer algo que no queremos que todos se enteren”, sostiene el exsenador de extracción panista.

El Acuerdo de Convergencia permitirá a las empresas de cable su ingreso al mercado de telefonía y a las telefónicas al de televisión restringida y entraría en vigor el próximo 30 de noviembre.

Osuna afirmó que el Comité Consultivo vigilará el cumplimiento de las condiciones básicas del acuerdo (portabilidad, interconexión e interoperabilidad.

Acepta que el costo de la portabilidad numérica, que se refiere a que el usuario utilice su mismo número de teléfono independientemente del operador que le esté ofreciendo el servicio, recaerá sobre el usuario.

“Ninguna compañía absorbe costos en su totalidad; todos se trasladan a lo que es una tarifa, pero ésta deberá ser justa y equitativa”, advierte.

Falta de reglamento entorpece acciones

Osuna Jaime advierte que el organismo inicia su nueva etapa con vacíos jurídicos y sin herramientas, lo que repercutirá en las acciones encaminadas a enfrentar el rezago de las telecomunicaciones que existe en el país.

La falta del reglamento interno del organismo fue consecuencia del retraso de dos meses y medio para nombrar a los comisionados, luego que el primer grupo fue descalificado, lo que prolongó el proceso de revisar áreas, armar manuales de procedimiento y realizar una división de tareas, estipulado a raíz de las reformas a las leyes de Radio, Televisión y Telecomunicaciones.

El funcionario asegura que la independencia de la Cofetel de la SCT aún no se da, lo que provoca parálisis en la entidad reguladora. “Somos un órgano desconcentrado, adscrito a la SCT que tiene que ver en ocasiones con responsabilidades compartidas; en esta nueva etapa buscaremos ser independiente de los vaivenes gubernamentales”, sostiene.

Aprobada por el Senado, las nuevas leyes de Radio, Televisión y Telecomunicaciones cobraron vigencia el 12 de abril pasado y contemplan nuevas reglas del juego para estas actividades.

También ordenan el nombramiento de los cincos comisionados de la Comisión Federal de Telecomunicaciones.

Osuna fue elegido en una segunda vuelta, tras la polémica generada por la primer lista de comisionados propuesta por el Ejecutivo Federal, que fue rechazada. Junto con el exlegislador llegaron Eduardo Ruiz Vega, José Luis Peralta, Ernesto Gil Elorduy y Gerardo González Abarca, que fueron oficializados en sus cargos el 4 de julio pasado.

Va por más atribuciones

Osuna adelanta que el reglamento de la Cofetel planteará que el organismo imponga directamente sanciones en caso de irregularidades en la operación y servicio de las compañías, pues actualmente sólo emite recomendaciones ante la SCT.

“Es una cuestión que siempre se ha dicho, que tenga más dientes la Cofetel. Se busca que el sector, la industria, los permisionarios y concesionarios, de alguna manera, tengan en la Cofetel a alguien que les autorice, pero también que les sancione directamente para el buen cumplimiento de sus obligaciones”, sentencia.

“Siempre se ha dicho que no se le hace caso a la Cofetel, y lo que buscamos es fortalecerla”, añade.

Para Osuna, el sector ha mostrado crecimientos más por las necesidades de los consumidores que las políticas públicas que se han desarrollado en el país.

“Es más el empuje, la necesidad, porque no importando el precio, la gente busca la conectividad y los servicios”, indica.

Fuente: El Economista
 

Opinión