Impulsa Profeco NOM telefónica

Por Mundo Contact | 30 abril 2008 | Tecnología

Antonio Morales de la Peña, procurador federal del consumidor, impulsa junto con la Secretaría de Economía, la elaboración de una Nueva Norma Oficial (NOM) en telefonía, para brindar una mayor protección a los usuarios tanto de telefonía móvil como fija, ante el crecimiento en el número de quejas .

En opinión del titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), el Plan Técnico Fundamental de Calidad de esta Procuraduría, presenta varios problemas para defender a los usuarios, como el hecho de que las concesionarias sólo están obligadas a pagar alguna forma de reembolso o bonificación, cuando la falla o suspensión en el servicio sea mayor de 72 horas.

Lo que pretende la Profeco es que la NOM reduzca este plazo de 72 horas, establezca esquemas de compensación y bonificación, además que se defina claramente la metodología para el cobro de llamadas, cómo se puede realmente verificar la duración de las mismas, si se cobran o no las llamadas perdidas, etcétera.

Aún sin la NOM, el año pasado, la Profeco multó a Telcel por la falla que hubo en su servicio, por un monto de 975,000 pesos, por violación al artículo 7 de la Ley de Protección al Consumidor, ya que no prestó un servicio completo a sus usuarios. Telcel se amparó pero lo perdió e inició un nuevo juicio de nulidad de la sentencia, y no tanto por el monto de la multa, que como se comprenderá, es “pecata minuta” para la empresa, sino para no sentar un precedente jurídico.

La Profeco inició ya una investigación sobre la nueva falla que registró Telcel el pasado 23 de abril, durante casi 10 horas, y aunque Telcel finalmente reportó a la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) que sólo hubo 175,000 usuarios afectados, Antonio Morales, quien fue uno de los afectados, duda de esta cifra, y lo más seguro, es que la empresa nuevamente sea multada.

En forma paralela, Morales impulsa las acciones colectivas de los consumidores, que como las class actions en Estados Unidos, permite que una vez iniciado el procedimiento judicial, se incorporen todos los consumidores que hayan resultado afectados.

Hasta el momento, se han iniciado tres acciones colectivas. Las dos primeras en contra de aerolíneas: Air Madrid y Azteca. La primera, que es la más compleja por tratarse de una empresa extranjera, y la segunda, que es la más avanzada porque se obtuvo una sentencia a favor, que sin embargo, recurrió la Profeco porque consideró muy limitado el pago de daños y perjuicios, cuando lo esencial es el reembolso de los boletos pagado.

La tercera es en contra una Corporación Técnica de Urbanismo en el estado de Chihuahua, por los problemas en la construcción de un conjunto de 800 casas que se consideran inhabitables, por lo que se pide la devolución de la totalidad del pago realizado por el usuario, el precio de la casa, los gastos adicionales como impuestos, derechos, escrituración y 20% del precio de compra- venta por concepto de indemnización.

Fuente: El Economista, México