Inicio Tecnología 2017 Inculpan a Telmex de frenar progreso

Inculpan a Telmex de frenar progreso

Dice Marcatel que la telefónica de Slim interrumpe llamadas desde Estados Unidos

México es caso único en el mundo por su retraso en las telecomunicaciones y por el obstáculo que representa para la competencia Telmex con “argucias legales” y trampas en la operación de su red, acusó Gustavo de la Garza, presidente de Marcatel.

En entrevista, el directivo de Marcatel, empresa que de acuerdo con datos propios factura mil 300 millones de pesos al año y a la que el propio empresario identifica como la última pequeña telefónica sobreviviente a la competencia de Telmex, se queja de prácticas anticompetitivas por parte de ésta.

El empresario culpó a la mayor telefónica mexicana de usar una gran variedad de trucos, como la interrupción de 25 por ciento de las llamadas que proceden de Estados Unidos y que Marcatel transporta a México.

“Para presionarnos, el monopolio nos empezó a bloquear las llamadas para que perdiéramos nuestra clientela y para ver sí así nos ahogaba; nos quejamos y presentamos pruebas ante la Cofetel y la SCT”, dijo.

“Tenemos actas levantadas de las fallas provocadas para desprestigiar nuestros servicios, pero la autoridad ha podido hacer poco y siguen bloqueándonos”, agregó.

De la Garza señaló que este tipo de acciones por parte de Telmex terminaron con media docena de empresas de telecomunicaciones, que ante la inviabilidad para operar en México tuvieron que vender sus operaciones, como Protel, Bestel, Telereunión, Miditel y Avantel.

“Alestra tuvo que cambiar completamente de plan de negocios y se fue al nicho corporativo y abandonó lo demás porque era picar piedra dura; no lo logró porque hacía un esfuerzo costoso para conseguir mil clientes, por ejemplo, y en 8 días se los quitaba Telmex”, aseguró.

México, dijo, ha vivido una historia de la competencia en telecomunicaciones inversa a la del resto del mundo.

“Cuando los países se abrieron a la competencia, el operador dominante inicialmente perdió una ligera porción de mercado y luego con el paso de los años los competidores crecieron.

“En México sucedió al revés, el operador dominante inicialmente perdió una gran porción, cerca de 30 por ciento del mercado y luego con el paso del tiempo la recuperó al grado de casi desaparecer a sus competidores”, aseguró.

Además, agregó, Telmex ha centrado esfuerzos en detener la regulación de la autoridad.

Fuente: Reforma, México

Opinión