Innovación, el motor de la competitividad

Por Mundo Contact | 29 junio 2006 | Tecnología

*El 30% del PIB en EU, por el desarrollo de las TIC 

*Centroamérica a la zaga 

*Internet, factor de eficiencia 

El uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) es el elemento de mayor impacto en la competitividad de los países, ya que se convirtieron en las herramientas que dan eficiencia y transparencia, elevan la productividad y hacen más eficaz la asignación de recursos. El Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) asegura que hay diez factores con los que se mide la competitividad de in país y en los que se insertan las TIC: el sistema de derecho; manejo sustentable del medio ambiente; educación y salud; macroeconomía estable; sistema político, y relaciones internacionales, entre otros más. Las claves de la competitividad son la salud y el sistema educativo. 

De hecho, se puede decir que “los países más competitivos son los que más intervienen en educación, innovación y los que usan eficientemente la tecnología”, dice Rodrigo Gallegos, consultor del Imco. Estados Unidos y los países escandinavos –como Finlandia y Suecia- son los que mas destinan recursos en los anteriores rubros, y coincidentemente son los más competitivos en el mundo. En tanto, los países en desarrollo menos competitivos como los centroamericanos y los africanos son los que tienen grandes rezagos en educación, salud, factores de producción, tecnología, investigación y desarrollo.

Los países más exitosos no consiguieron esos resultados invirtiendo en las áreas básicas, si no que supieron utilizar los recursos y procesaron eficientemente la información. El consultor del Imco advierte que la competitividad no es un problema de dinero, porque aun cuando los países tengan escasos recursos para allegarse las TIC, bien pueden mejorar el rezago en sus regulaciones y ajustar su marco jurídico, porque en muchas ocasiones no permite el cambio de tecnología. Otro de los puntos que los países en desarrollo deben considerar es acelerar el uso de herramientas, como Internet, para mejorar la gestión pública y tener una visión a futuro que tome en cuenta las experiencias internacionales.

Hay gobiernos que ya aprovechan las TIC en su beneficio y que además de ser eficientes: mejoraron su competitividad. Corea, por ejemplo, usa la red de Internet y sus sistemas de procesamiento de datos para enviar a los ciudadanos un recordatorio de que deben renovar su pasaporte, licencia, pagar impuestos, entre otras cosas. Pero estas prácticas tienen que ver con inversiones hechas desde principios de los ochenta y noventa, y es ahora cuando pueden medirse los resultados. Gallegos manifiesta que hay indicadores que muestran el impacto de las TIC en los países. Por ejemplo, las Tecnologías de la Información y la Comunicación explican el 30 por ciento del crecimiento económico de Estados Unidos a partir de 1995 y el 50por ciento del de Corea desde 2000. Fuente: El Financiero, Informe Especial, Ivette Saldaña.