Internet de las Cosas está transformando las industrias

Internet de las Cosas está transformando las industrias

Los beneficios de Internet de las cosas no están en un futuro lejano, las industrias ya se están transformando

Por Rafael Ugalde | 28 diciembre 2016 | Actualidad, Tecnología

El Internet de las Cosas (IoT), con un potencial económico de billones de dólares, está alterando el pensamiento de quienes dirigen las industrias y operan plantas en empresas, así como de quienes son responsables de la aplicación de soluciones basadas en IoT.

Ellos mismos se preguntan hasta dónde se profundizará el cambio cuando ‘todo’ esté conectado.

Los jóvenes emprendedores, con una actitud innovadora, ya perciben el IoT como una práctica implícita en las organizaciones, cuyos beneficios no están en un futuro lejano.

El gran cuestionamiento es cómo y por dónde empezar en la ruta de IoT. En principio convendría iniciar con un proyecto pequeño y bien definido que mejore la eficiencia y productividad en torno a los procesos actuales, y cuyos resultados cuantificables sean potencialmente relevantes y a corto plazo.

Una opción es conectar los procesos clave y los dispositivos del proceso de producción en una sola red; Harley Davidson aumentó la productividad en un 80%, redujo su ciclo de construcción de pedidos de 18 meses a dos semanas y aumentó en general la rentabilidad entre un 3% y un 4%.

Otra compañía de productos lácteos en la India comenzó a controlar de manera remota los congeladores en sus 150 tiendas de helados, generando alertas en casos de cortes de energía. La compañía comenzó a registrar una recuperación en un mes y vio quintuplicado su retorno de inversión en 13 meses.

Cisco desplegó sensores y software de análisis de energía utilizado en las plantas de fabricación, con lo cual redujo el consumo de energía de un 15% a 20%, gracias al análisis predictivo.

La gigante minera Rio Tinto utiliza sensores para monitorear la condición de sus vehículos, identificando las necesidades de mantenimiento antes de que se conviertan en problemas. Ahora ahorra 2 millones de dólares al día cada vez que hay un desperfecto, gracias a esta operación remota.

Estos son ejemplos de la factibilidad latente que existe en las organizaciones para comenzar el diseño y construcción de proyectos de IoT con una visión integradora y una dinámica de creatividad y desarrollo en la organización.

El fenómeno de el Internet de las Cosas induce a la concepción de nuevas oportunidades de negocios que, combinadas con la tecnología 3D, pueden lograr soluciones personalizadas en un contexto masivo, con un alcance no imaginado, así como nuevos modelos de negocio orientados al servicio al cliente, mediante la recolección de datos provenientes de dispositivos instalados en sitios particulares.

Incluso las estructuras del negocio, sobre todo de empresas tradicionales que utilizan tecnologías cerradas y propietarias, al día de hoy pueden acceder a IoT con todas sus ventajas de flexibilidad, costo y tiempo de lanzamiento al mercado.

IoT está impulsando hacia un cambio en el modelo tecnológico abierto donde los proveedores de soluciones forman un ecosistema de socios. De esta manera, cada participante ofrece sus mejores capacidades para contribuir a una solución integral para los clientes.

Respecto a la experiencia del cliente, IoT está apoyando a las empresas a proporcionar nuevas experiencias relevantes y servicios más rápidos y precisos que nunca. Incluso para atender grandes volúmenes órdenes, IoT acelera los procesos de cumplimiento desde el pedido hasta la entrega.

Los robots conectados y las etiquetas de identificación por radiofrecuencia en el almacén, hacen que el proceso de selección y embalaje sean más rápido y preciso. Los sistemas de mantenimiento preventivo en tiempo real mantienen a los vehículos de entrega en funcionamiento. Los sensores telemáticos registran la temperatura y humedad durante todo el proceso. Por lo tanto no sólo se puede realizar un seguimiento del pedido hasta su entrega, los productos se entregan a tiempo y en condiciones óptimas.

Como estos casos, en que se describe la posibilidad inmediata de sacar provecho al Internet de las Cosas, las oportunidades están surgiendo en múltiples estratos y sectores, ya sea en la sanidad, el comercio minorista, la industria, el transporte, las ciudades inteligentes y muchas otras.

Internet de las Cosas es un tema de enorme trascendencia para la gestión directiva de las organizaciones, y es ya un imperativo para asegurar su permanencia, rentabilidad y competitividad.

Con información de El País

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *