IoT ya trae beneficios comerciales palpables y prácticos

IoT ya trae beneficios comerciales palpables y prácticos

Un 23% de empresas entrevistadas asegura ya haber tenido ganancias con ofertas del Internet de las Cosas en 2016, en comparación con el 8% de 2015

Por Mundo Contact | 28 diciembre 2016 | Actualidad, Articulos, Tecnología

El Internet de las Cosas (IoT) ya trae beneficios comerciales palpables y prácticos para las empresas.

Desde puertas automáticas, sensores de presencia, de temperatura o de luz, hasta comandos controlados por apps inteligentes –antes impensables–, ya están presentes en el día a día de la mayoría de las personas.

Un estudio de la Unidad e Inteligencia Economista (EIU) reveló que 96% de los líderes globales participantes del estudio espera que sus negocios estén usando Internet de las Cosas para este 2016.

Además, 60% de ellos cree que el no usarla implicará en pérdida de competitividad. El uso del IoT en las empresas no se restringe a grandes corporaciones; cada vez más, ofrece oportunidades para pequeñas y medianas empresas.

Especialistas del sector muestran un factor importante para el uso del IoT: el creciente consumo de ese tipo de tecnología en los hogares y en el trabajo ofrece la base para una aceptación cada vez mayor de esos dispositivos, llevando a un proceso de industrialización de esas posibilidades.

 

IoT en gadgets

Un ejemplo práctico de productos de esa línea son los relojes inteligentes, como el Apple Watch, además de los lentes de realidad aumentada, como es el caso de Rift, desarrollado por Oculus VR y que actualmente pertenece a Facebook.

El informe ‘Internet of Things Trends and Opportunities’, divulgado por CompTIA, una asociación de industria de tecnología de computación de Estados Unidos, muestra que el 23% de las empresas entrevistadas dice haber hecho dinero con ofertas del Internet de las Cosas, en comparación con apenas el 8% del 2015.

 

IoT en el sector corporativo

De acuerdo con el estudio, la consultoría está entre la oferta más popular de Internet de las Cosas, con 40% de las empresas trabajando con esa posibilidad. Seguridad es la otra oferta más ofrecida, con 36%. Las otras opciones más usuales son: Servicios Administrados, Desarrollo de Aplicaciones Personalizadas, Reventa y Servicios de Infraestructura, que tienen cerca del 30% de las empresas trabajando en esos segmentos.

Otra oportunidad demostró la utilización del IoT en dispositivos móviles para ayudar en tareas de limpieza y administración de instalaciones. Con el uso de un sensor de monitoreo de tráfico, es posible saber si las instalaciones fueron usadas y si es necesario algún trabajo de limpieza. Por ejemplo, en el caso de una reunión, si el uso de las instalaciones aumenta, se envía un mensaje directamente a un generador. Sensores adicionales pueden agregarse para que se verifique el uso del jabón de los dispensadores y el papel higiénico para que esquemas de reposición inteligentes puedan accionarse.

Eso puede parecer poco importante, pero en servicios en los cuales gran parte del costo está en la acomodación de personas para realizar tareas como esa, que pueden automatizarse, hay una real economía en el costo del personal y del material.

 

IoT en el transporte

Google también está innovando con el uso del IoT. Uno de los productos más guardados son los vehículos autónomos, que se conducen solos y que pueden, inclusive, evitar fallas humanas en su control, lo que posibilita un tránsito más seguro y controlado.

Las empresas de logística y transporte pueden beneficiarse de esta importante innovación, ya que permitirá un control más grande de sus cargas, una mejor planeación y, así, evaluar mejor los riesgos. Otra posibilidad en esa área es el acompañamiento de la entrega de productos a partir de la emisión de datos constantes sobre el trayecto recorrido.

 

Un mundo de expectativas

Ese es el universo que puede explorarse a través del Internet de las Cosas en las empresas, en términos de productos que deben desarrollarse, así como en términos de soluciones e innovación de procesos que son permitidos con su uso.

Para el año 2020, de acuerdo con la consultora IDC, cerca de 212 mil millones de cosas estarán conectadas a Internet. Y esa es apenas una evaluación inicial de ese universo que puede explorarse.

Fuente: Comstor

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *