Inicio Tecnología 2017 Iusacell se ampara contra licitación

Iusacell se ampara contra licitación

Subasta del espectro radioeléctrico no le fue consultada, manifiesta

Iusacell promovió un amparo en contra del programa de licitaciones de frecuencias del espectro radioeléctrico, que de prosperar podría detener la realización de estas subastas.

Se espera que esta semana se realice la audiencia incidental en la que las autoridades judiciales resolverán si otorgan o no la suspensión definitiva en este juicio.

De obtener una sentencia a su favor, el gobierno federal no podrá seguir adelante con el proceso de licitación, hasta en tanto no se resuelva por completo el caso, pues en este supuesto, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) pueden apelar la decisión judicial y lograr que se revierta.

Entre los argumentos de Iusacell destaca que la empresa no fue consultada para la elaboración del programa de licitación de frecuencias y que no se motiva a detalle la causa para subastar más espectro.

El 31 de marzo de este año, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) publicó el programa de licitaciones para el espectro radioeléctrico para servicios de Tercera Generación (3G) en la telefonía móvil y para banda ancha inalámbrica como WiMax, así como para enlaces de cortos de banda ultra ancha y para el sistema del transporte suburbano.

La SCT recomendó a la Cofetel emitir la convocatoria para la licitación de la banda de 1.9 GHz (para telefonía móvil de 3G) en los siguientes 45 días a la emisión del programa y las de las cuatro bandas restantes, que se haga en un máximo de 180 días.

Hasta el momento no se han emitido ni la convocatoria ni las bases para este concurso.

De lo que se trata es que los operadores que se queden con este espectro puedan dar todos los servicios que así determinen y sean técnicamente factibles.

Incluso, la autoridad ha destacado la posibilidad de que con este concurso de espectro se abra la posibilidad para nuevos competidores en el mercado de las telecomunicaciones, además de que los concesionarios actuales que han llegado al límite de su capacidad puedan seguir creciendo.

El último proceso de licitación de frecuencias en México se realizó en 2005, sin embargo, la presente administración ha hecho énfasis en que este programa es el más importante que se ha publicado por la cantidad de espectro disponible y por el desarrollo de nuevas tecnologías como WiMax.

Fuente: El Universal, México

Opinión