Inicio Tecnología Actualidad 2017 Jarvis, un sistema de inteligencia artificial para el hogar

Jarvis, un sistema de inteligencia artificial para el hogar

29

Mark Zuckerberg anunció la creación de Jarvis, un sistema informático de inteligencia artificial para el hogar.

Jarvis (Just A Very Inteligent System) es un sistema informático a nivel doméstico, donde se controla todo lo relacionado con la casa, desde la calefacción y refrigeración hasta la comida del perro.

Zuckerberg, el creador de Facebook, comentó que uno de sus principales problemas fue conectar a Internet los artículos del hogar, los cuales no están concebidos para esta función. Una vez que lo logró, desarrolló el código para establecer un sistema en el que, comunicándose con un lenguaje natural, pudiera transmitir sus peticiones a Jarvis.

El ejecutivo considera que la domótica inteligente del futuro ‘necesita más dispositivos conectados y la industria necesita desarrollar APIs y estándares comunes para que estos objetos puedan hablar entre sí’.

Zuckerberg escribió el código para hablar con la computadora ‘de la manera en que hablaría con alguien más’. Al principio utilizó palabras clave simples como ‘dormitorio’, ‘luces’ o ‘encendido’, pero pronto se hizo evidente que necesitaba transmitir sinónimos como ‘recámara’ o ‘sala’, con lo cual habría que enseñarle nuevas palabras y conceptos.

Sin embargo, para Zuckerberg todavía hay un largo camino por recorrer en este plano. ‘Lo uso todos los días y siempre estoy encontrando nuevas cosas que quiero añadir. Me encantaría que Jarvis controlara mi barbecue y me ayudara a cocinar, pero eso requeriría de un hacking aún más difícil de montar. Me gustaría que Jarvis aprendiera nuevas habilidades, en lugar de tener que enseñarle cómo realizar tareas específicas’.

Por último, Zuckerberg estableció que ‘es importante la construcción de herramientas de inteligencia artificial en áreas que son valiosas para las personas en el futuro, porque dentro cinco o diez será real, tendremos sistemas de inteligencia artificial más precisos que las personas’.

Con información de El Economista.es

Opinión