Inicio Tecnología 2017 Actualidad 2017 La búsqueda de liderazgo de China en inteligencia artificial tiene su lado...

La búsqueda de liderazgo de China en inteligencia artificial tiene su lado oscuro

Los planes de China para lograr el liderazgo mundial en inteligencia artificial está dando resultados, pero tiene también su lado oscuro

La búsqueda de liderazgo de China en inteligencia artificial tiene su lado oscuro

Los planes de China para lograr liderazgo mundial en inteligencia artificial (IA) está dando lugar a una verdadera revolución y compite ya con Estados Unidos, que es por ahora el líder global.

China, con la segunda economía  más grande en el mundo, pretende alcanzar a Estados Unidos en IA para 2020 y se ha propuesto ser el líder mundial en innovación para este sector en 2030.

De hecho, sus planes ya están dando resultados: sus empresas planean barcos que pueden recorrer cientos de kilómetros sin piloto; sistemas para dirigir el tráfico en Algunas de las ciudades más congestionadas del mundo; identificar y tratar enfermedades incluso antes de que el enfermo tenga síntomas; determinar las mejores candidatos a recibir un crédito y evitar fraudes.

La innovación también está dando fruto en el reconocimiento de voz, con altavoces que detectan la voz de su dueño y bajan el volumen gradualmente; girar órdenes de la misma voz humana para que las cortinas se abran o se cierren; un aparato de aire acondicionado que se enciende a la temperatura especificada.

En fin, hay potencialmente 2,000 objetos que responden al sonido de la voz de sus compradores en la sede de iFlyTek, compañía especializada en tecnologías de reconocimiento de voz y que en China se le califica oficialmente como una de sus empresas punteras en inteligencia artificial.

‘Cooperamos con las principales compañías de teléfonos de China. También recibimos toneladas de datos de voz de todos nuestros productos instalados en cerca de 375,000 aplicaciones telefónicas. Solamente a través de nuestros productos recolectamos cada día 4,500 millones de muestras de voz‘, explica Pan Shuai, director de ventas de la compañía. Esta empresa genera el 80% de los sistemas de reconocimiento de voz en toda China.

Una gran ventaja de China es el enorme número de datos que genera su población, ‘el combustible de la inteligencia artificial’, como lo califica el expresidente de Google China.

Los internautas chinos encargan 10 veces más comida por teléfono que los estadounidenses; pagan vía móvil 50 veces más; una empresa de bicicletas de uso compartido como Mobike genera cada día 20 terabytes de datos, todo esto en un ecosistema legislativo sobre privacidad mucho más permisivo que en los países occidentales.

Los planes de Pekín deben tomarse seriamente, pues el Gobierno chino ha demostrado un historial muy firme a la hora de los resultados en sus objetivos, apuntan Lee y Triolo, analistas de Eurasia Group.

‘Solo esta ventaja será insuperable para otros países’, calculan Lee y Triolo. Más datos hacen una inteligencia artificial más aguda. Un científico muy bueno con una pila de datos superará a un científico excepcional que tenga solo un puñado de datos.

 

El lado oscuro

La privacidad, la independencia y la seguridad personal, son temas que para muchos gobiernos tienen una importancia definitiva y ante los cuales muchos analistas son escépticos de la IA de China, ya que ‘las autoridades pueden hacer fácilmente un uso abusivo de los datos, en un país con una larga historia de vigilancia sin trabas y de represalias contra sus críticos’, según Sophie Richardson, directora para China de HRW.

IFlyTek, que presume de una precisión del 95% para identificar a una persona por su voz, es una de las empresas que desarrollan tecnología para la seguridad pública, según ha denunciado Human Rights Watch en un informe en octubre; además, colabora con las autoridades chinas para desarrollar un sistema piloto de vigilancia que permite identificar de inmediato ciertas voces cuando mantienen conversaciones telefónicas, y es proveedora de los sistemas de reconocimiento de voz de la policía en varias provincias.

‘En esta época de rápida innovación, el duopolio de Estados Unidos y China sobre inteligencia artificial no es solo inevitable, es que ya está aquí’, afirman Lee y Trolio.

Con información de El País

Opinión