La cartera virtual desplaza a las tarjetas bancarias

La cartera virtual desplaza a las tarjetas bancarias

Las tarjetas bancarias se verán afectadas como medio de pago a causa del móvil, que se usa acercándolo a la terminal punto de venta y se valida con la huella en el lector del móvil

Por Rafael Ugalde | 10 marzo 2016 | Actualidad, Tecnología

Las tarjetas de crédito o débito se verán afectadas como medio de pago a causa de los teléfonos inteligentes, que se usan acercándolos a la terminal punto de venta y se validan con la huella en el lector del móvil.

Apple y Samsung son los principales rivales que ofrecen el servicio de pagos mediante dispositivos electrónicos (Apple Pay y Samsung Pay), para lo cual bastará con tomar una fotografía de la tarjeta para registrar su contenido e incluso se pueden incorporar varias tarjetas a la cartera virtual.

El proceso de pago es tan sencillo como acercar al móvil a la TPV (Terminal Punto de Venta) del negocio que cuente con la tecnología inalámbrica NFC, para después validar el pago colocando la huella en el lector del móvil.

En el caso de Apple Pay, el servicio está disponible en el iPhone a partir de la versión 6 y en el Apple Watch. En este último debe acercarse el reloj a lector de tarjetas y validar el pago mediante dos toques en uno de los botones.

Si se especula acerca de la seguridad, el pago con dispositivos móviles resulta ser bastante más seguro que el realizado con plásticos, ya que la información relativa al pago se almacena cifrada en un chip diferente dentro del teléfono móvil y los datos de la tarjeta nunca salen del mismo, sino que se emplean los llamados tokens, que son una secuencia de números de un solo uso creada por algoritmos propietarios.

No es necesaria la existencia de tickets en todo el proceso, puesto que toda la comunicación es electrónica, y finalmente la autenticación del usuario se lleva a cabo mediante sistemas biométricos, es decir, la huella dactilar. Además, los tiempos de proceso son mucho más rápidos y basta con un gesto para finalizar la transacción, de una forma además mucho mas segura que el clásico PIN o firma.

Con esta solución ya no será necesario andar cargando tarjetas, sino que el móvil se utiliza como una billetera única. Pero aún hay más, la comodidad llega en el momento del pago, cuando los tiempos de proceso se acortan notablemente; basta con un gesto para finalizar el recorrido de una forma además muy segura. Si el pago se realiza con el reloj es todavía mucho más sencillo, puesto que basta con acercarlo a la terminal para proceder.

Aún más, en un solo dispositivo se puede almacenar de forma segura todas las tarjetas de pago y fidelización que se tengan. No será necesario cambiar de banco ni de tarjeta, ya que tanto Apple como Samsung ofrecen el servicio de manera gratuita a sus clientes.

El servicio aún no se encuentra disponible en América Latina.

Con información de El País

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *