La conversión de pensamiento a texto

La conversión de pensamiento a texto

Investigadores alemanes estudian la conversión de pensamiento texto

Por Rafael Ugalde | 29 noviembre 2016 | Actualidad, Tecnología

La revista Frontiers in Neurocience publicó un artículo en el que dos investigadores alemanes de la Universidad de Bremen revisan la posible aplicación para el reconocimiento de voz en personas con problemas del habla, ya sea por incapacidad o deterioro.

En este proceso examinaron las diversas tecnologías que se utilizan en la forma de comunicación alternativa entre humanos y computadoras.

El principal problema que han encontrado es que las interfaces como las resonancias fMRI y otros basados en señales metabólicas (‘cantidad de oxígeno en sangre’), suceden con demasiada lentitud en comparación con la velocidad a la que hablamos y pensamos al hablar.

La fNIRS funciona aproximadamente a la misma velocidad que la fRMI, pero resulta más barata comparativamente.

Los científicos utilizan de manera habitual una técnica para obtener los datos de dos formas simultáneas: por un lado los datos en ‘bruto’ que proceden del cerebro, y por otro los audibles a través de micrófonos. Entonces se procede a clasificar los fonos o sonidos distinguibles en la comunicación.

En la parte final de la conversión de pensamiento a texto también se utiliza un software similar al de los autocorrectores y los teclados predictivos, eliminando algunos errores y generando finalmente palabras y frases con sentido.

Por ahora, los científicos han demostrado que es posible combinar la información de voz deteriorada y señales obtenidas mediante ECoG con software de reconocimiento de voz para realizar lo que han denominado ‘conversión de señales neuronales en texto con un alto grado de fiabilidad’.

Sin embargo, el hecho de que todavía se necesite implantar electrodos en los sujetos es una gran limitación que quizá pueda resolverse en el futuro con otras tecnologías.

Con información de El País

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *