La digitalización, nuevo reto de los países: Cisco

Por Mundo Contact | 7 septiembre 2007 | Tecnología

El impulso de la banda ancha en México permitirá la reducción de problemas económicos y sociales

El presidente de mercados emergentes de Cisco Systems, Paul Mountford, visitó el país durante dos días de trabajo. El alto directivo tiene la responsabilidad de desarrollar estrategias para el crecimiento de 130 países en cuatro regiones: Europa del Este y Central, América Latina y el Caribe, Medio Oriente y África, Rusia y CIS. China e India se manejan aparte por el monto de las inversiones involucradas.

“Mi interés principal es reunirme con mi equipo y darles a conocer que nuestra estrategia está funcionando, y que a veces en México las cosas van a tomar más tiempo, pero al final se van a tener resultados. También vine para reunirme con clientes y visitar nuestros proyectos de trabajo”, comentó en entrevista exclusiva.

¿Qué estrategia sigue Cisco para promover el crecimiento en los mercados emergentes?

Déjeme decirle que empezamos con mil millones de dólares hace dos años y estamos cerrando el negocio este año en 3 mil 400 millones, lo que representa el 12% de la empresa y el 30% de los dólares que representan nuestro crecimiento. Wall Street y los centros financieros están muy interesados en nuestro modelo.

Estamos haciendo cosas asombrosas. En algunos países estamos diseñando ciudades nuevas, en otros (como México) estamos hablando de impulsar ciudades y estados digitales, que se convertirán a futuro en países digitales, por lo que es muy importante empezar por una unidad pequeña como una ciudad.

Nuestra estrategia se basa en tres puntos nodales. El primero es el de cobertura; nos falta todavía bastante camino por recorrer en este sentido en ubicaciones y gente. Comenzamos con 800 personas y hoy tenemos 2 mil 700 en cuestión de dos años.

En segundo lugar, tenemos modelos que se pueden replicar en los negocios para migrarlos hacia los mercados emergentes; por ende, podemos apalancarnos con las mejores prácticas e ideas disponibles.

Mi jefe Don Chambers cree que, con el tiempo, la propiedad intelectual que estamos desarrollando para las economías emergentes se va a volver a vender a los países desarrollados, así que nos enfocamos en ciertos tipos de economías e industrias, sector público, el sector de telecomunicaciones y las Pymes.

El tercer elemento es la transformación de un país gracias a la combinación de las dos primeras estrategias. Ya estamos comenzando a ver el impacto en algunos lugares donde hemos construido redes nacionales.

¿Cuáles son los principales problemas de México para convertirse en un país digital?

Su país se está enfrentando a los mismos problemas de muchas democracias, en donde lograr un acuerdo entre las partes es muy difícil de lograr. La forma de acelerar esto es similar al trabajo que estamos haciendo en Ucrania, donde el presidente pertenece a un partido y el primer ministro a otro. Para que funcionen las cosas, ambos partidos tienen que colaborar.

México es parecido a Brasil, donde la política es compleja y lo que hicimos fue acondicionar una ciudad y la dejamos seis meses. Al regresar fue increíble lo que el espíritu empresarial de la gente le permitió crear: una microeconomía en la ciudad con restaurantes, bares, servicios, servicios de emergencia, educación y escuelas conectadas.

El ministro de telecomunicaciones quedó tan impresionado que fue a ver al presidente Lula y se le otorgó presupuesto para conectar otras seis ciudades, más o menos por mil millones de dólares, pero esta vez mediante un carrier grande.

En Croacia construimos un servicio de gobierno digital integral. Para un empresario que quería comenzar un nuevo negocio tomaba hasta seis meses poder hacerlo, pues había que llenar formularios, registros y demás. ¡El tiempo para registrar una Pyme pasó de seis meses a cuatro horas! En algunos países o ciudades, que pueden ver de cien a mil nuevos negocios arrancando cada día, esta es la sangre que alimenta la economía.

¿Por qué es casi imposible proporcionar una conexión de banda ancha en México a escala masiva actualmente?

El DSL en México está creciendo 60% mensual y pronto va a llegar a 2 megas a 40 dólares aproximadamente. El servicio es bastante caro, pues el promedio es de 25 dólares en el mundo. La competencia va a bajar los precios, pero tiene que ser activamente apoyada para lograrlo.

Otro problema es que el ingreso disponible es demasiado pequeño. Lo mismo sucede en Brasil, en Rusia, en el Medio Oriente y en todas partes. Es un asunto típico de un mercado emergente: el 90% de la riqueza recae en manos del 10% de la gente, ¿cómo se resuelve dicha situación? Nosotros creemos tener una respuesta. Lo que se hace es llegar a un punto de quiebre. Si cierto porcentaje de la población tiene acceso a la banda ancha se crea desarrollo económico, mejor educación y cuidado de la salud, etcétera.

Es la conexión de unas seis o 10 ciudades en promedio lo que nos dará el margen para marcar una diferencia a nivel nacional. Ahora la pregunta es: ¿cuáles son esas ciudades y cómo logra uno que el gobierno subsidie estos servicios? Porque los negocios de telecomunicaciones no lo pueden subsidiar, así que el gobierno tiene que tomar un papel activo en proporcionarlo. Nosotros creemos que llegar a este cambio representa involucrar activamente a un 25% de la población.

El impacto de la transformación digital de un país consiste en elevar el estándar de vida y crear mayor ingreso, hasta que el ingreso promedio se eleve también y con el tiempo el gobierno pueda dejar de subsidiar.

¿Qué economías emergentes destacan por su estrategia para acelerar su digitalización?

La economía que realmente ha tomado ventaja de la tecnología es Dubai.

También Abu Dhabi, Arabia Saudita, Turquía, Azerbaiyán, Kazajistán y Chile. Hasta algunos países africanos están haciendo cosas interesantes con apoyo del Banco Mundial y de donadores. México está por debajo de estos niveles porque ha sido difícil con el cambio de gobierno reciente.

Sin embargo, estamos viendo un cambio en el número de proyectos que desarrollamos con el gobierno en los últimos meses. Existen proyectos importantes en seguridad pública, por ejemplo, para combatir los actos delictivos. Esto podría ayudar al crecimiento del PIB con el tiempo.

Fuente: El Universal, México