Inicio Tecnología 2017 La fiebre por cambiar de celular contagia a los mercados emergentes

La fiebre por cambiar de celular contagia a los mercados emergentes

Ahora que los mercados occidentales se están saturando de teléfonos celulares, los fabricantes de los aparatos, como Nokia Corp. y Sony Ericsson, están mirando con esperanza a consumidores de mercados emergentes, como Wang Xiaorui.

En marzo de 2006, Wang, una residente de Beijing de 24 años, pidió un préstamo de unos US$490, aproximadamente el 8% de sus ingresos anuales, para sustituir su viejo celular por un Sony Ericsson Walkman, el cual incorpora una cámara de dos megapixeles.

Sólo siete meses después ya estaba pensando en cambiarlo por un teléfono inteligente de Nokia con una pantalla más grande. “Mis amigos están aún más obsesionados por los teléfonos que yo”, dice. “Reemplazan sus celulares con mucha mayor frecuencia que yo”.

Las economías en auge y un alza de los ingresos disponibles en países como China e India ha resultado en una tendencia que favorece a los fabricantes de celulares: un pequeño pero creciente porcentaje de consumidores en esos mercados están actualizando sus teléfonos más rápido que antes, atraídos por nuevas funciones como pantallas a color y reproductores de música incorporados.

Nokia, el mayor fabricante de celulares del mundo, calcula que alrededor del 60% de los aparatos que se vendan en los mercados emergentes en 2007 serán para consumidores que reemplazan sus teléfonos. En comparación, esta cifra en 2005 era de 43%. Miles Flint, el presidente saliente de Sony Ericsson, le dijo en enero a los inversionistas que de los 1.100 millones de celulares que se venderían en el mundo en 2007, 400 millones corresponderían al reemplazo de teléfonos en los mercados emergentes.

Algunos proveedores de servicios celulares aseguran ver una tendencia similar. El mayor proveedor de telefonía móvil de India, Bharti Airtel Ltd., dice que algunos de sus consumidores, especialmente los jóvenes y el sector más acaudalado, están cambiando sus aparatos en un lapso de 12 meses. En general, Bharti explica que los consumidores están sustituyendo sus teléfonos más rápido que hace unos dos o tres años. GrameenPhone Ltd., el mayor proveedor de Bangladesh, tiene cifras que apuntan a que el 40% de sus suscriptores cambiaron de celular en un período de un año y que la mayoría optó por uno mejor.

Sin embargo, algunos analistas cuestionan cuán lejos llegará esta tendencia. Ping Zhao, una analista de CreditSights Inc., dice que la mayoría de usuarios normalmente cambia sus aparatos porque su batería dura poco o porque quieren una pantalla a color o una cámara de fotos incorporada. “No me queda claro cuál sería la próxima función que haga que la gente quiera cambiar de teléfono”, dice.

Más cuentas que personas

Los fabricantes dependen de la demanda en los mercados emergentes para impulsar sus ventas por encima de los mil millones de unidades este año. En algunos países de Europa occidental hay más cuentas de celular que personas. En Estados Unidos, donde aproximadamente el 80% de su población tiene una cuenta celular, el número de suscriptores nuevos creció sólo un promedio de 1,2 millones al mes en los primeros 8 meses de este año, según CTIA, un grupo que representa a la industria.

En comparación, los operadores chinos sumaron un promedio de 6,8 millones de cuentas nuevas al mes en los primeros seis meses de 2007, llevando el total a más de 500 millones, según el Ministerio de Industria de la Información del país. Y eso sólo representa un 38% de la población. En India, los suscriptores a servicios celulares crecieron un promedio de más de cinco millones al mes en el primer semestre del año, a un total de 136 millones, menos del 12% de la población, según la Asociación de Operadores Celulares de India, un grupo de la industria.

Antes de que mucha gente en estos países pueda permitirse un hogar propio o un auto, compra teléfonos móviles, un símbolo de riqueza y estatus social en muchos mercados emergentes. “La gente tiene una gran conciencia de marca cuando se trata de sus celulares”, dice Yamin Bakht, portavoz de GrameenPhone, el proveedor de Bangladesh.

Fuente: The Wall Street Journal 

Opinión