Inicio Tecnología 2017 Actualidad 2017 La impresión 4D adapta implantes a cambios en el organismo

La impresión 4D adapta implantes a cambios en el organismo

salud-cuerpo-traquea-pulmon-tecnologia

Un grupo de expertos de la Universidad de Michigan logró imprimir una férula destinada a niños que nacieron con un padecimiento llamado traqueobroncomalacia, que afecta los bronquios y consecuentemente la respiración.

Los médicos procedieron de manera urgente a producir e implantar una férula utilizando tecnología de impresión 3D que se adaptara al crecimiento natural de los niños. Una vez que sus bronquios se desarrollaron suficientemente, la férula se disolvió y fue desechada por el propio organismo, con lo cual fue posible salvarles la vida.

Hay que hacer notar que uno de ellos, el pequeño Kaiba, tenía sólo tres meses de edad cuando se le practicó el implante.

El proceso consistió, a grandes rasgos, en escanear la tráquea de cada uno, con lo cual se obtuvo la imagen en 3D; partir de esto, se obtuvo la férula con el diseño específico para cada uno de ellos.

El material utilizado fue prolicaprolactona, un poliéster que conserva sus cualidades durante aproximadamente 16 meses, tras lo cual se degrada paulatinamente reduciendo su peso molecular, para finalmente ser expulsado por el organismo. Durante este lapso los bronquios de los niños se fortalecieron suficientemente para funcionar por sí mismos, logrando así salvar sus vidas.

El material injertado con sutura en las paredes de los bronquios respondió a la ley cuadráticocúbica, adaptándose a la medida del volumen de las vías respiratorias que se iban agrandando con el tiempo.

El Dr. Glenn Green, profesor de otorrinolaringología pediátrica de la Universidad de Michigan, que lidera un grupo de expertos que ha estado ensayando implantes con video de materiales hechos con impresora 3D, comenta que ‘es difícil transmitir lo enfermos que estaban estos niños. Los tres habían estado en la unidad de cuidados intensivos durante meses. Durante ese tiempo necesitaban de una fuerte sedación, narcóticos y paralizantes, y sufrían continuos episodios que requerían maniobras de resucitación’.

El Dr.Green ha invertido sus propios recursos para demostrar la eficacia de la impresión 4D en el tratamiento de niños enfermos.

Por otra parte, el Dr. Scott Hollister, profesor de Ingeniería Biomédica de la Universidad de Michigan, responsable de la creación del implante explica que ‘el proceso de fabricación de la férula muestra el poder de la combinación entre un diseño digital específico para cada paciente y la impresión 3D, la capacidad de crear dispositivos personalizados e, incluso, desarrollar objetos completamente nuevos para una necesidad concreta’.

Con información de El País

Opinión