La inversión extranjera en telefonía fija debe abrirse de forma regulada: expertos

Por Mundo Contact | 23 febrero 2011 | Tecnología

La consolidación de áreas de servicio locales promovería más competencia, reduciría los precios e incrementaría tanto el tráfico como la penetración de los servicios, afirman

La ampliación del porcentaje de Inversión Extranjera Directa en telefonía fija permitiría incrementar las inversiones en el sector y el mayor dinamismo del mercado. Sin embargo, para que la medida sea efectiva debe ir de la mano de un marco regulatorio que le dé la seguridad jurídica necesaria a los inversionistas, aseguró Alejandro Navarrete, director general del Centro de Investigación e Innovación en Telecomunicaciones (Cinit).

Adicionalmente, la consolidación de áreas de servicio locales promovería mucha más competencia, reduciría los precios de la telefonía en las áreas consolidadas e incrementaría tanto el tráfico como la penetración de los servicios.

Por su parte, Irene Levy, directora del Observatorio de Telecomunicaciones (Observatel) recordó la necesidad de modernizar el marco regulatorio y de que el regulador tenga más facultades de sanción.

Alejandro Navarrete enfatizó que al generar un marco regulatorio eficaz que resuelva las distorsiones en materia de interconexión que hoy existen, daría mayor seguridad jurídica a las empresas y con ello se promoverían y agilizarían más inversiones al no tener que esperar indefinidamente a que se resuelvan las disputas e ineficiencias que hoy existen en la interconexión de las redes.

Observatel, a través de un recuento anual del sector, consigna algunos de los grandes pendientes para este año: la decisión sobre el futuro de la Subsecretaría de Comunicaciones y el Reglamento Interno de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel), definir interacción entre la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y la Cofetel, plan de interconexión, ofertas públicas, desacuerdos, convenio marco, tarifas, el destino de la banda de 2.5 GHz concesionada en su mayoría a MVS, las declaratorias de dominancia y la modificación al título de concesión de Telmex para que preste servicios de televisión, entre otros.

Fuente: El Economista