La lucha entre Microsoft y Google pasa a la oficina

Por Mundo Contact | 30 marzo 2010 | Tecnología

El software Office 2010 afrontará el desafío de las herramientas gratuitas en línea del gigante de búsquedas

Microsoft Corp. ha vencido a la mayoría de los competidores de su paquete de software Office. Pero una nueva versión del popular programa será desafiada por alternativas gratuitas o de bajo costo creadas por Google Inc., que ya están adoptando algunas empresas.

Microsoft le agregó funciones compatibles con la Web al Office 2010, que estará disponible para empresas a partir de mayo y con las que los usuarios podrán usar Word, Excel y otras aplicaciones a través de navegadores Web y editar documentos de forma simultánea con otros usuarios. La empresa también ofrecerá una versión gratuita en línea de Office 2010 con publicidad.

Estas iniciativas representan el esfuerzo más serio de Microsoft hasta la fecha por volver a poner de moda una de sus creaciones estrella en la era de la “computación de nube”, una tendencia respaldada por Google en la que las aplicaciones funcionan desde centros de datos remotos y a menudo se alquilan a clientes en lugar de venderse e instalarse en las computadoras personales de los usuarios.

Las Apps, o aplicaciones en línea de Google, que realizan tareas similares a las de Office, han cobrado impulso en los últimos años al reducir costos y líos administrativos. Google también compite contra el software de Office para administrar sistemas de correo electrónico y sitios Web de empresas, llamados Exchange y SharePoint.

Con la versión gratuita de Office 2010, Microsoft hace una apuesta riesgosa a que los clientes pagarán por una versión que omite publicidad y les ofrece a las empresas un mayor control sobre el manejo de los documentos, a menudo un factor clave para cumplir con regulaciones de seguridad y privacidad.

El gigante estadounidense, con sede en Redmond, estado de Washington, no puede darse el lujo de permitir que las ventas de Office caigan en momentos en que busca recuperarse de una desaceleración en el gasto en tecnología. Su división de negocios, que obtiene más de 90% de sus ventas de productos de Office, representó casi 60% de la ganancia operativa de la empresa en su último año fiscal, que terminó el 30 de junio.

Por ahora, Microsoft parece estar resistiendo la amenaza de Google, en particular gracias a que cuenta con grandes clientes empresariales. Impulsado por una ola de ventas de Windows 7, una nueva versión de su sistema operativo insignia, hace poco Microsoft superó a Google en acuerdos empresariales sobre Office con General Motors Co. y Starbucks Coffee Co.

“Cuando competimos, ganamos”, afirmó Stephen Elop, presidente de la división de Microsoft que incluye Office.

Recientemente, Elop ayudó a cortejar a GM para que use SharePoint para administrar el sitio Web interno de la automotriz, un acuerdo para el cual Google también era considerado.

Kirk Gutmann, director general de tecnología y estrategia del grupo de tecnología de la información de GM, asegura que la automotriz también planea adoptar Office 2010. Una persona al tanto de la posición de Google clarificó que la empresa de Internet no competía seriamente por la cuenta de GM. En algunos casos, agregó esta fuente, las empresas parecen usar el fantasma de Google para negociar descuentos con Microsoft. “La mayoría de las empresas que consideran seriamente a Google terminan por elegirnos”, afirmó un vocero de Google.

Google indicó que hay alrededor de 25 millones de usuarios de Google Apps. La firma de investigación Gartner Inc. estima que hay sólo alrededor de un millón de clientes que pagan por Google Apps; el resto descarga una versión gratuita que tiene publicidad. Google prefirió no hacer comentarios sobre la estimación de Gartner.

Parte del encanto de Google Apps es su precio barato y fácil de entender: US$50 por usuario al año. Además los clientes no tienen que instalar ni administrar Google Apps, que Google dirige desde sus centros de datos.

Las versiones para empresas de Office suelen venderse por varios cientos de dólares, mientras una versión para el consumidor cuesta unos US$119.

“De todas las otras amenazas que enfrentó [Microsoft] a lo largo de los años, ésta es para preocuparse, no sólo porque es de Google sino porque implica una forma distinta de hacer las cosas”, dice David Smith, un analista de Gartner.

Fuente: The Wall Street Journal