Inicio Tecnología La portabilidad tiene costos para el usuario

La portabilidad tiene costos para el usuario

5

Un nuevo chip cuesta hasta 100 pesos, más el costo de envío; advierten que el trámite está tardando más de 10 días

Si quieres cambiar de operador de telefonía celular y llevarte tu número, te encontrarás con costos y trámites no publicitados.

Requerirás desde comprar un chip o teléfono nuevo, hasta acudir al mercado informal para que te “flexeen” o desbloqueen tu móvil.

De acuerdo con un ejercicio realizado por el diario Reforma, al acudir a los módulos de atención o llamar al call center de operadoras de telefonía móvil, los usuarios se enteran que las empresas cobran hasta 100 pesos por un nuevo chip, además del costo por el envío del mismo.

Los usuarios también se enteran que tienen que comprar un equipo nuevo para que este chip pueda funcionar con los teléfonos de la compañía móvil a la que desee cambiarse.

En el call center de Telefónica, se informó que si un usuario de Telcel quiere cambiarse a esta empresa, debe adquirir un teléfono nuevo que funcione en la red de la compañía.

Pero para mantener el mismo aparato, le recomiendan “flexear” (desbloquear) el teléfono que actualmente usa, en sitios informales donde arreglan teléfonos y no en los centros de servicio de la compañía.

“Se flexean donde se arreglan teléfonos, en plaza Meave se pueden ‘flexear’ o puede ir a cualquier distribuidor Movistar para adquirir un nuevo equipo que guste”, recomendó el encargado del call center.

Dijo que el usuario que quiera ser parte de Telefónica debe pagar 200 pesos: 100 por el costo del chip y otros 100 por el envío del mismo; dinero que se reembolsa posteriormente en tiempo aire.

Por su parte, los usuarios que quieran cambiarse a Telcel tienen que cubrir 57 pesos por el nuevo chip.

En los centros de atención les piden que lleven su equipo para hacer una prueba y si el chip de Telcel es compatible con el teléfono que utilizaban en Movistar, pueden seguir usándolo; si no, tienen que adquirir teléfono nuevo.

Asimismo, se advierte al usuario que la portabilidad está tardando más de 10 días.

“Los chips son fabricados especialmente para cada empresa porque trae datos específicos de la red, del operador, un chip de Telcel no se puede usar en Telefónica o al revés”, explicó José Luis Peralta, comisionado de Cofetel.

Mientras tanto, los usuarios de Telcel y Telefónica que quieran cambiarse a Iusacell, o viceversa, tienen que adquirir un nuevo equipo porque la tecnología utilizada por esta compañía es distinta a la de GSM.

Peralta consideró que las empresas deben ofrecer mayores facilidades a los clientes para que se decidan a ejercer su derecho a la portabilidad.

“Este tipo de cosas tendrían que tomarlas en cuenta los operadores para jalar a los clientes, es una cuestión de estrategia, de mercadotecnia, igual que los paquetes.

“El desbloqueo de los equipos no es una obligación de los operadores, pero ellos tienen que verse innovadores y proporcionarles mayores facilidades a los usuarios”, señaló.

Tips para tomarse en cuenta

Hacer contacto con la empresa de telefonía móvil a la que quieres llevarte su número es fácil.

Todas tienen en su página web el formato de solicitud que se debe presentar en los centros de atención para iniciar el trámite; también puede hacerse vía telefónica, a través de los call centers.

En el caso de los usuarios de prepago que quieran cambiarse de empresa, se les dará un Número de Identificación Personal (NIP) de cuatro dígitos, vía mensaje corto.

Éste será proporcionado por la empresa receptora, que es aquella a la que se quiere migrar.

Este NIP no es exclusivo de una compañía, sino que lo puede usar para cambiarse a Telcel, Telefónica o Iusacell.

En el caso de los usuarios que tengan un plan de renta, tiene que terminar el plazo forzoso que impone el contrato antes de cambiar de compañía o bien, pagar una penalización por terminarlo antes.

Las personas que tengan teléfonos de chip (los de Telcel y Telefónica) y que hayan decidido portar su número, deben prevenirse para respaldar la información contenida en la tarjeta inteligente del teléfono, porque ésta se pierde cuando el usuario cambia de compañía, aunque conserve el mismo número.

Fuente: Reforma, México

Opinión