La realidad virtual al alcance de personas discapacitadas

La realidad virtual al alcance de personas discapacitadas

El programa WalkinVR permite a personas con movilidad reducida hacer uso de la realidad virtual sin que sus limitaciones corporales supongan un impedimento

Por Rafael Ugalde | 16 agosto 2017 | Actualidad, Tecnología, Videos

Greg Bednarski desarrolló WalkinVR, un programa informático que permite a las personas con movilidad limitada, hacer uso de la realidad virtual sin que sus limitaciones corporales supongan un impedimento.

La realidad virtual permite la generación de entornos que rompan las restricciones habituales de espacio-tiempo, lo cual hace posible la generación de movimiento, intercambio y comunicación. Esto supone que los movimientos realizados en el mundo real se recojan y trasladen mediante controles y sensores al mundo virtual.

De esta manera, una persona que usa silla de ruedas, o que esté limitada a una cama o bien que tenga un brazo inmovilizado, tenga limitaciones para moverse libremente, lo que supone un impedimento para moverse también en entornos virtuales, lo que resulta en cierto modo contradictorio, teniendo en cuenta las posibilidades que ofrece la realidad virtual.

Un aspecto relevante del sistema WalkinVR es que no requiere ninguna modificación en los sistemas de realidad virtual existentes, ni tampoco hacer modificaciones a las aplicaciones o juegos. En cambio, el asistente utiliza diversas combinaciones de los controladores y de los sensores existentes para introducir en el entorno virtual movimientos que un jugador no puede realizar en el mundo físico.

Por ejemplo, un usuario con un brazo inmovilizado puede simular los movimientos del segundo controlador (el que manejaría con el brazo que tenga en cabestrillo), mediante movimientos hechos con la cabeza, el asistente modifica el entorno habitual, para adaptarse a la persona que está en desventaja con el resto de jugadores, que no perciben esa adaptación personalizada.

En el caso de un jugador en silla de ruedas y con una limitación de movimiento en los brazos también puede hacer uso de otro juego que requiere desplazarse y levantar ambos brazos para moverse por el entorno computarizado, apuntar y disparar. En este caso, el asistente Walking VR compensa ese limitación haciendo un seguimiento del movimiento de los ojos a partir de los cuales simula en tiempo real el movimiento de los brazos. De nuevo, se trata de un juego que existente que sin modificar el ‘driver’ se adapta a la limitación física de la persona.

Según indica Greg, WalkinVR es un desarrollo en beta al que seguirán añadiendo opciones que amplíen las posibilidades de juego y de uso de  la realidad virtual para personas con discapacidades físicas, sin embargo opinan en Road to VR, que resolver este problema no debería ser la tarea de sólo un programador: ‘los desarrolladores de aplicaciones y juegos de realidad virtual deberían consensuar la manera de hacer que los juegos y las aplicaciones VR sean tan inclusivas como sea posible para todo tipo de jugadores’.

Con información de El País

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *