Inicio Tecnología La telefonía móvil marcha al son de Apple y Google

La telefonía móvil marcha al son de Apple y Google

7

La industria de los celulares está atravesando por uno de los períodos de cambio más radicales en sus 25 años de historia.

Todo se debe a que el celular se está transformando de un aparato que hace llamadas a una minicomputadora que combina las habilidades de navegación de una PC con una serie de servicios para aquellos que siempre están en movimiento.

Un gran catalizador para estos cambios proviene de dos recién llegados a la industria, Apple Inc. y Google Inc. Estas compañías, que traen consigo su experiencia en el mundo de la computación e Internet, están ayudando a generar grandes cambios, desde la apariencia de los aparatos a los servicios celulares que se usan. Su incursión incluso está obligando a los jugadores tradicionales a adaptar sus modelos de negocios.

El fabricante de computadoras Apple, que lanzó el iPhone en EE.UU. en junio y posteriormente en varios países europeos, dijo que vendió cuatro millones de iPhones en todo el mundo hasta mediados de enero.

Mientras tanto, Google ha unido fuerzas con un gran grupo de fabricantes de celulares, operadores y otras empresas de tecnología, para fabricar software para celulares, el cual será lanzado en la segunda mitad del año. Google lleva años diseñando programas que permiten hacer búsquedas desde el teléfono, pero el nuevo software será un sistema operativo, es decir, controlará todo el software del aparato. Este avance podría abrir camino para celulares que tengan acceso a servicios avanzados de Internet y que lleven su lucrativa publicidad.

En juego se encuentra la dirección de la industria global de celulares, valorada en US$874.000 millones. Según la firma de investigación Strategy Analytics Inc. hay cerca de 3.000 millones de usuarios celulares en el mundo, cerca de la mitad de la población mundial. Apple y Google “tienen una influencia global inmensa”, dice Kang-Heui Cha, diseñador jefe de la surcoreana LG Electronics Inc. “Con su llegada, creemos que habrá mucha más competencia en la industria”.

Sin embargo, Apple y Google enfrentan grandes retos en el complejo y de por sí aglutinado mercado de celulares, el cual está lejos de sus áreas de experiencia. Apple ha lanzado sólo un diseño, mientras que ningún fabricante ha lanzado aún un teléfono con el sistema operativo de Google. Su estrategia requiere una gran inversión y dedicación de la gerencia. Además las compañías tendrán que navegar las delicadas relaciones con los operadores celulares. Los operadores son los canales clave para la distribución de celulares en muchas partes del mundo desarrollado, pero temen perder terreno en la batalla por los aparatos.

Pese a estos retos, la estrategia de Apple y Google subraya un cambio de enfoque en la industria, del hardware al software.

“Si se trata de construir un celular, cada vez es más fácil, desde la perspectiva del hardware”, gracias a avances como la integración de varias funciones en un solo chip, dice Andy Rubin, director de plataformas móviles de Google. Como resultado de ello, “se ha puesto más énfasis en el software”, dijo.

Muchos en la industria creen que los consumidores se beneficiarán de más opciones de aparatos, a medida que los fabricantes tradicionales responden con nuevos teléfonos más fáciles, y divertidos, de usar.

Los analistas aseguran que pronto se verá un creciente número de teléfonos con funciones como las de un iPhone, como pantallas más grandes e interfaces más elaboradas.

Al llevar su conocimiento de software para computadoras a los teléfonos, Apple y Google podrían impulsar el desarrollo de nuevas funciones para estos aparatos. Eso incluiría la habilidad de buscar contactos, fotos, emails y demás contenidos almacenados en el teléfono de la misma forma en que lo hacen en una PC. También se cree que pronto veremos la opción de crear una página de inicio personalizada o la reproducción de videojuegos sofisticados, así como servicios específicos para los celulares, como las direcciones calle por calle o la búsqueda del restaurante u hotel más cercano.

La llegada de estos gigantes también está cambiando la forma en la que las compañías ven sus negocios. Nokia, el mayor fabricante de celulares del mundo, está incursionando en servicios de Internet como descargas de música y mapas, los puntos fuertes de Apple y Google respectivamente.

Fuente: The Wall Street Journal 

Opinión