Inicio Tecnología La utilidad de Kyocera bajó un 85.8% en la primera mitad del...

La utilidad de Kyocera bajó un 85.8% en la primera mitad del año

1

La corporación nipona cierra un primer semestre caracterizado por la disminución de las ventas y la caída del beneficio, aunque con una ligera recuperación en el último trimestre

Kyocera anunció sus resultados financieros correspondientes a la primera mitad del año fiscal 2010, que terminó el 30 de septiembre, en el que la facturación del grupo alcanzó los 483.903 millones de yenes (3.638 millones de euros), un 26,5% menos, con respecto al mismo período del ejercicio anterior.

Entre otros factores que influyeron en la disminución de las ventas se encuentra la caída de la demanda de componentes de terminales y las ventas de equipos informáticos e impresoras en Japón y EE.UU, así como la reducción de la inversión en tecnología. Adicionalmente, los beneficios de la compañía cayeron por la depreciación del yen.

En este entorno de mercado caracterizado por la disminución significativa de las ventas, Kyocera promovió medidas de recorte de gastos encaminadas a mejorar la productividad en todas las divisiones del grupo. Pero, a pesar de los esfuerzos, el beneficio procedente de las ventas disminuyó un 85,8% comparado con la primera mitad del ejercicio 2009, hasta alcanzar 8.858 millones de yenes (67 millones de euros). Por su parte, el beneficio antes de impuestos disminuyó un 76,8%, hasta los 17.148 millones de yenes (129 millones de euros).

A pesar de los resultados, estos datos representan una mejora respecto al semestre anterior, es decir, de octubre de 2008 a marzo de 2009, ya que, comparándolo con dicho periodo, los ingresos aumentaron un 3%, el beneficio operativo creció en 27.668 millones  de yenes (208 millones de euros) y el beneficio antes de impuestos aumentó en 35.174 millones (264 millones de euros).

Estas mejoras se concentraron en el segundo trimestre (de julio a septiembre de 2009), en el que las ventas netas aumentaron un 14,7% respecto al primer trimestre, provocado por el lanzamiento de nuevas impresoras, equipos multifuncionales y terminales móviles. Este aumento de las ventas, combinado con un recorte de costos y mejoras en la productividad, consiguió retornar al grupo a los números negros, con una mejora en los beneficios antes de impuestos.

De cara a los próximo trimestres, Kyocera se concentrará en seguir creciendo en aquellos productos donde se prevé una mayor demanda. Además, continuará con las medidas de reducción de costos y de mejora de la productividad para conseguir alcanzar su objetivo financiero anual.

Fuente: Silicon News, España

Opinión