La virtualización de servidores está ampliamente adoptada, pero falta convencimiento para seguir avanzando

Por Mundo Contact | 15 febrero 2010 | Tecnología

Las empresas españolas dan los primeros pasos hacia Cloud Computing implementando la virtualización de servidores, pero necesitan más convencimiento acerca de sus beneficios antes de dar el siguiente paso, según desvela un nuevo estudio.Los principales inhibidores para la adopción de cloud computing son la preocupación respecto a la seguridad y la gestión, según afirman los resultados de la encuesta “Unleashing the Power of Virtualization 2010 Survey”, llevada a cabo en 14 países europeos.En respuesta a esto, CA lanza en Europa The Cloud Academy, una serie de mesas redondas para ayudar a las organizaciones a comprender los beneficios que Cloud Computing aporta al negocio y cómo ponerse en marcha.

CA ha hecho públicos los resultados de un estudio titulado Unleashing the Power of Virtualization – Cloud Computing and the Perceptions of European Business. Las empresas españolas que han participado en este estudio aún no están convencidas de los beneficios que aporta cloud computing. Mientras que el 6 por ciento de los encuestados piensa que se trata de una moda y un 9 por ciento piensa que cloud computing está aquí para quedarse, un 86 por ciento está indecisos.

La encuesta realizada a 550 empresas europeas por la firma de investigación internacional Vanson Bourne en nombre de CA reveló que la virtualización de servidores está ganando fuerza en toda Europa. En cuanto a los resultados españoles, un 40 por ciento de los encuestados afirma estar implementándola o piensa hacerlo. Sin embargo, el número se reduce significativamente al referirse a dar otros pasos que permiten pasar de un entorno estático a cloud computing: aprovisionamiento automático (6%), desaprovisionamiento automático (0%) y asignación dinámica de recursos (9%).

Bjarne Rasmussen, Chief Technology Officer y vicepresidente senior de CA para Europa, Oriente Medio y África, comenta al respecto: “Nuestra experiencia nos dice que las compañías están utilizando la virtualización en sus centros de datos para reducir costes. Sin embargo, señalan que aún no saben cómo automatizar, gestionar y asegurar los entornos virtualizados. Así pues, hasta que no hagan esto, deberán esforzarse para recoger todos los beneficios de la virtualización, que van más allá del ahorro de costes que aporta la consolidación de servidores. Por eso, CA pronto lanzará The Cloud Academy, una serie de mesas redondas diseñadas para mostrar a las organizaciones cómo obtener el máximo valor de sus iniciativas de virtualización y cómo avanzar hacia una infraestructura y servicios conectados cloud”.

Las ventajas de cloud computing no están claras para las empresas europeas 

El 60 por ciento de los encuestados españoles ve cloud computing como sinónimo de outsourcing (cloud externa o pública), mientras que el 40 por ciento, no lo ve así. Sea interna (privada) o externa (pública), los encuestados no ven claros los beneficios que puede aportar el cloud computing y tienen dificultades para asociar las ventajas técnicas de cloud computing (autoservicio a demanda, amplio acceso a la red, adaptabilidad y medición del servicio) con los beneficios que puede aportar al negocio, como son ahorro de costes, mejor retorno de la inversión, mayor disponibilidad y capacidad de implantar nuevos servicios más rápidamente. Curiosamente, la medición del servicio, uno de los argumentos principales de venta del modelo de cloud externa, sólo es considerado como una ventaja por el 6 por ciento de los encuestados españoles.

La seguridad y la gestión son los principales inhibidores 

En cuanto a los inconvenientes de cloud computing, la gestión (58%) y la seguridad (29%) son los principales inhibidores. Además, el 63 por ciento de los encuestados españoles no cree que en este momento tengan las capacidades adecuadas internamente para construir una infraestructura cloud.

Bjarne Rasmussen añade que “las empresas con visión de futuro están empezando a comprender cómo gestionar dinámicamente los entornos virtualizados para ofrecer la infraestructura como un servicio, dando mayor flexibilidad y capacidad para aprovisionar potencia informática en función de la demanda. Esto crea la cloud interna, que libera el poder de la virtualización”.

“Corresponde a la industria de TI no sólo dar los argumentos para cloud computing, sino también para cada una de las tecnologías que la apoyan, de forma que la transición para las empresas sea suave y tenga éxito”, concluye Rasmussen.

Más información: para obtener una copia del estudio, haga clic aquí.