La Web, el invento que revolucionó al mundo

La Web, el invento que revolucionó al mundo

Hace 25 años era difícil imaginar que la creación de un científico londinense se convertiría en el nuevo paradigma de comunicación y que transformaría al mundo

Por Laura Sarmiento | 1 septiembre 2016 | Actualidad, Articulos, Web

En la actualidad millones de personas dependen de Internet y de la Web para trabajar, estudiar, conocer información, estar al tanto de las noticias y ver acontecimientos en tiempo real.

Se estima que en 2016 existen 1.07 billones de sitios web (aquellos que se albergan en un mismo dominio), 4.73 billones de páginas de internet y 3.4 billones de personas conectadas a la red de redes

La Web cambió radicalmente la forma en que nos comportamos como sociedad, nos permite manifestarnos, opinar, crear, conocer personas y lugares, acortar distancias, optimizar el trabajo, aprender y nos brinda una plataforma que ha logrado cambiar nuestra sociedad y sus relaciones.

 

Orígenes

Hace 25 años era muy difícil imaginar que, lo que un científico londinense había creado en un laboratorio suizo, se convertiría en el nuevo paradigma de la comunicación y que transformaría al mundo de manera definitiva.

Tim Berners-Lee revolucionó por completo la informática y por supuesto, la vida de millones de usuarios que dependen de esta tecnología ‘WWW’.

El británico entregó a su jefe el físico Mike Sendall, hace más de 25 años, un informe en el que proponía un sistema para mejorar la gestión de información en el laboratorio del Centro Europeo de Física de Partículas (CERN), la Organización Europea para la Investigación Nuclear.

El documento contenía las ideas fundamentales para crear la Web y su superior directo. Tras leer su propuesta, comentó en la primera página del informe: ‘Poco preciso, pero interesante’, con el que daba luz verde a una revolución tecnológica sin precedentes.

La idea original se llamaba ‘Mesh‘, un sistema para mejorar la gestión de la información, evitar perder documentos y lograr que esa base creciera y fuera accesible, con lo cual programó, el que sería el primer servidor web y la primera página de la historia http://info.cern.ch/hypertext/WWW/TheProject.html, dedicada precisamente al proyecto que  finalmente se llamaría ‘World Wide Web‘.

Al crear el entorno que facilitaría el uso de la red de redes, entregar los protocolos de la web gratuitamente y sin ningún impedimento, Tim Berners-Lee dio el primer paso para que’WWW’ se convirtiera en un fenómeno de masas, que transformaría los modelos tradicionales de actividad en la música, el cine y los medios de comunicación, ya que cualquier persona puede ser un oyente o ser un editor, en la misma red.

Hace 25 años, el público tuvo acceso por primera vez a la Web creada por Tim Berners-Lee, algo que parecía estar solo al alcance de informáticos; ahora forma parte del día a día de millones de usuarios y representa uno de los cimientos para el desarrollo económico mundial.

Sin embargo, hay que diferenciar entre Internet –que es la red que permite la comunicación– y la Web ‘WWW’ –que es el espacio en el que se almacena toda la información y todas las páginas web, como las conocemos en la actualidad.

Hoy, tener un sitio web es casi una necesidad y ‘WWW’ facilita la vida de más del 40% de la población mundial.

Según la Asociación Tecnológica Bitkom, 86% de las empresas con más de diez empleados tienen su propia presencia en internet y en las pymes (las de menos de diez empleados), solo 43% tienen su propio sitio web. A nivel global, más de 3,000 millones de personas usan internet. Y muchas de ellas tienen también su sitio personal.

La terminación o ‘dominio’ más común es ‘.com’, con 120 millones de direcciones registradas. Entre los dominios que indican el país de origen de cada sitio, el alemán ‘.de’ está en segundo lugar, con 16 millones de sitios, solo es superado por la terminación china ‘.cn’.

En el ránking global de sitios web más visitados, los diez primeros son los siguientes: Google, Facebook, YouTube, Yahoo!, Baidu, Wikipedia, QQ. LinkedIn, Windows Live y Twitter.

 

Las tres etapas de la web

A lo largo de estos primeros 25 años de vida pública, la ‘WWW’, según los expertos, ha tenido hasta ahora tres etapas:

  • La Web 1.0
  • La Web 2.0
  • La Web 3.0

La principal limitación de la Web 1.0 fue la sólo lectura. El usuario no podía interactuar con el contenido de la página (comentarios, respuestas o citas) y se encontraba totalmente limitado a lo que el Web Master publicaba. La Web 1.0 se caracterizó por ser la época de las páginas estáticas. El  principal protagonista era el HTML (Hyper Text Markup Language), idioma básico en el que todas las páginas Web fueron diseñadas. Las empresas eran las que se dedicaban a generar contenido.

Mientras que la Web 2.0 se basa en fomentar el intercambio de información y colaboración entre usuarios, que pasan a ser parte activa y no sólo lector. Más del 85% de los contenidos, los crean los usuarios, por lo que es  también llamada ‘web social’, al basarse en una serie de aplicaciones y páginas de Internet que utilizan la inteligencia colectiva, para proporcionar servicios interactivos en red dando al usuario el control de sus datos.

Surgen las redes sociales y los blogs como la forma más fácil para que  los usuarios compartan información, sus pensamientos y puedan comunicarse con otras personas, creando su propio ciberespacio. Los motores de búsqueda como Google permiten nuevas formas de optimización y los resultados son más relevantes y exactos.

Los wikis también permiten nuevas formas de compartir contenidos sobre diversos temas de la web. Sitios como Picasa y Flickr se adoptaron para compartir fotos e imágenes. La lista de nuevas aplicaciones disponibles para nativos e inmigrantes digitales es simplemente, interminable.

En conclusión, Web 2.0 es más actitud y modelo de negocio, antes que tecnología: centrado en comunicación y el usuario.

 

Web 3.0 y la Web Semántica: nuevos retos

Se vislumbran nuevas y futuras etapas de la Web, sobre todo orientadas a mejorar la interactividad y la movilidad entre los usuarios. Los expertos creen que la Web 3.0 conseguirá que los motores de búsqueda sean impresionantes y mucho más inteligentes, por lo que al introducir algunos datos se conseguirán resultados muy precisos. La denominada Inteligencia Artificial estará a la orden del día.

Las aplicaciones Web 3.0 tendrán una mayor seguridad y permitirán a las empresas realizar cambios en sus sitios web rápidamente. El concepto es básicamente que los motores de búsqueda serán capaces de leer páginas web tan claramente como lo hacen los humanos, por lo tanto, el resultado será más relevante.

Web 3.0 es un neologismo que se utiliza para describir la evolución del uso y la interacción en la red, a través de diferentes caminos. Ello incluye la transformación de la red en una base de datos, hacer los contenidos accesibles por múltiples aplicaciones non-browser, el empuje de las tecnologías de inteligencia artificial, la Web Semántica, la Web Geoespacial, o la Web 3D.

El término Web 3.0 está asociado al concepto de Web Semántica, desarrollado bajo la tutela del creador de la web, Tim Berners-Lee.

Y se basa en que toda la información publicada en las diferentes páginas web no es entendible por las computadoras, teniendo únicamente significado para las personas. La idea consiste en añadir información adicional a la información ‘visible’, de tal manera que pueda ser entendida por las computadoras. Éstas, por medio de técnicas de inteligencia artificial, serían capaces de emular y mejorar la obtención de conocimiento, algo hasta el momento reservado únicamente a las personas. Se trata de dotar de significado a las páginas Web, y de ahí el nombre de Web Semántica.

Como vemos de cara al futuro, la Web que ha reducido distancias y ha democratizado la información; tiene ante si los mismos retos que puede tener la sociedad en general: retos de acceso, seguridad, privacidad, de libertad de opinión y de mercado, por encima de monopolios y control, para llevar el conocimiento a todos los sectores de manera libre, por lo que estamos frente a importantes cambios para seguir avanzando en esta revolución tecnológica.

 

La Web en datos

  • Mosaic el primer navegador web lanzado al mercado en febrero de 1993.
  • Muchos años antes de que existieran Google, Yahoo! o Bing, estaba Wandex, creado en 1993 como un índice de páginas web y reconocido como el primer buscador de la historia.
  • El primer motor de búsqueda se llamaba WebCrawler y fue creado en 1994. Este motor permitía hacer búsquedas de textos o palabras en cualquier página web.
  • YouTube no fue el primer sitio web de videos. Antes existió Tune in Hook Up, un sitio de citas que permitía hacer lo mismo, subir videos, comentarlos y compartirlos.
  • Facebook es el sitio web que concentra la mayor cantidad de contenidos compartidos en internet. Más del 44% de lo que se pone online tiene su origen en la red social de Mark Zuckerberg, seguido por Twitter, con cerca de un 29%.
  • En diciembre de 2009 se creó el primer sitio web que permitía interacción táctil.
  • El país con más usuarios web es China, con más de 400 millones. A pesar de eso, la penetración de internet en ese país es de apenas el 24%, una de las más bajas del mundo.
  • El idioma español es el tercero más utilizado en la web (28%), después del inglés y el chino.
  • Esta red intangible de conocimiento se compone de imágenes, sonidos y documentos, cuyo volumen estimado, que aumenta día a día, es de 1.5 zettabytes. El prefijo zetta equivale a un uno seguido de 21 ceros…

2 Comments

  1. Execelente sintesis

  2. Excelente síntesis brinda un buen desarrollo histórico de la evolución de la web

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *